Aumentan la sentencia de prisión de Oscar Pistorius de seis a quince años

0
447

La Justicia sudafricana ha elevado este viernes en 13 años y cinco meses, hasta un total de 15, la pena de cárcel impuesta al atleta paralímpico Oscar Pistorius por el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, tras la apelación de la Fiscalía a la condena anterior, de 6 años, por ser “escandalosamente leve”.

La Corte Suprema de Apelaciones, reunida en la ciudad de Bloemfontein, consideró que había razones “convincentes” que los anteriores tribunales no habían tenido en cuenta. En la sentencia, los miembros de la corte concordaron con la Fiscalía –que pedía la pena máxima contemplada para el delito de asesinato, 15 años– que la anterior condena era “inapropiada”, según informó el juez Legoabe Willie Seriti.

El magistrado indicó que la sentencia anterior sería “sustituida” por 13 años y 5 meses de cárcel. Posteriormente, a la hora de explicar por qué no se había dictado la pena mínima por asesinato, se divulgó que el tribunal había tenido en cuenta los más de dos años cumplidos ya en prisión y arresto domiciliario por el atleta, según detalló el canal televisivo ANN7. La sentencia total, por tanto, alcanzaría los 15 años, el triple de lo que había recibido originalmente en 2014.

Oscar Pistorius, de 31 años,disparó cuatro veces a Reeva Steenkamp a través de la puerta del baño de su domicilio de Pretoria la madrugada del Día de San Valentín de 2013. Tras alegar que había disparado al confundir a su novia con un ladrón que había entrado de noche en la casa, fue declarado inicialmente culpable de homicidio sin premeditación y condenado en octubre de 2014 a cinco años de prisión al considerar el tribunal que no había habido premeditación.

Tras el recurso de la Fiscalía, el TSA anuló en diciembre de 2015 la condena por homicidio y declaró a Pistorius culpable de asesinato, al concluir que tuvo intención de matar a la persona que se encontraba dentro, independientemente de que pensara que era Steenkamp o un intruso.

Finalmente, el caso volvió el año pasado a la Corte Suprema de Pretoria, donde en julio del año pasado la jueza Thokozile Masipa dictó una pena de 6 años de cárcel por asesinato al considerar que existían circunstancias atenuantes.