Ans Botha, la abuela que ayudó a destrozar el record del Pato Johnson

0
464

Ans1El atleta sudafricano Wayde van Niekerk achacó hoy a la férrea disciplina implantada por su abuela Ans Botha el record mundial logrado en Rio-2016 la final olímpica de 400 metros planos.

La otrora velocista y actual coach de la Universidad de Free State comenzó a entrenar en 2012 a su nieto, que ayer destrozó la marca mundial de 43.18 segundos fijada hace 17 años por el estadounidense Michael «El Pato» Johnson.

«Ella es una mujer fascinante, que ha jugado un role inmenso en el triunfo, pues me encarriló y me hizo concentrarme en mis metas y aspiraciones», afirmó van Niekerk, que cronometró un pasmoso 43.03 segundos.

La supervisión de su abuela lo ayudó a superar lesiones recurrentes, gracias a un plan que contribuyó a desarrollar todo su potencial, que ayer explotó en el carioca estadio Joao Havelange, con un remate épico en la recta final.

«Cada día di lo máximo para sacar lo mejor de él», afirmó Botha, de 74 años de edad y cinco décadas dedicadas a formar especialistas en campo y pista, aunque nunca a un campeón como su nieto.

«La clave es que cada deportista disfrute su entrenamiento, y estar conscientes de que nunca se es demasiado viejo para aprender», acotó Botha, cuyo trabajo le abrió las puertas de la historia al flamante amo de la vuelta al óvalo.