Año de vigilia en Sudáfrica por salud de Nelson Mandela

0
460

Nelson MandelaPor Jorge V. Jaime

Meses de amarga expectación se vivieron en Sudáfrica en el presente año, a punto de concluir, a tenor de las noticias contradictorias y la resquebrajada salud del líder histórico de la Nación del Arcoiris: Nelson Mandela.

En rigor, la fuerza del venerado luchador antiapartheid comenzó a menguar a partir de 2004, cuando con un humor elegante informó ante la opinión pública planetaria: «Me retiro del retiro. No me llamen, yo los llamaré».

Fue en febrero de 2011 cuando debió ser hospitalizado seriamente por primera vez debido a una infección respiratoria, y un año después tuvo que volver a la clínica para una operación de cálculo biliar.

Sin embargo, a lo largo de 2013, de manera gradual, sus condiciones de salud se deterioraron más aún. En marzo regresó al quirófano, hasta que el 8 de junio sus problemas pulmonares empeoraron y quedó ingresado en Pretoria en «situación crítica».

En un extraño incidente, todavía en investigación, fue ese el día cuando la ambulancia militar que transportaba a Mandela hacia el Medi-Clinic Heart Hospital se averió y el primer presidente negro de Sudáfrica, enfermo, quedó varado en la cuneta 40 minutos.

Durante dos semanas seguidas llovieron las críticas contra el gobierno de Jacob Zuma, pero el actual líder del Congreso Nacional Africano (CNA) aclaró que a Madiba «nunca lo dejaron de atender los mejores especialistas.»

El 22 de junio, en un reporte de corte efectista, la cadena estadounidense CBS informó que Mandela «no abrió sus ojos en días, tampoco responde a estímulos, y la familia está discutiendo sobre la aplicación de eutanasia».

Dos semanas después, en la misma tónica, la agencia AFP citó un supuesto documento judicial que afirmaba que el expresidente de 95 años estaba en estado vegetativo permanente y los médicos recomendaban la desconexión clínica de su cuerpo.

A mediados del mes de julio, el presidente Jacob Zuma canceló un viaje a Mozambique para visitar a Mandela en el hospital, y poco después un vocero de Union Buildings negó que el veterano combatiente estuviera en estado vegetativo.

Mandela fue trasladado del hospital a su residencia de Houghton, Johannesburgo, el 1 de septiembre, donde de acuerdo con familiares y amigos es atendido por una unidad de cuidados intensivos y su salud continúa delicada, pero estable.

Nelson Mandela se comunica con gestos faciales, permanece en tranquilo reposo y es atendido por un equipo de 22 médicos, aseguró a mediados de noviembre la exesposa del icono global contra el racismo.

Winnie Madikizela-Mandela negó que el exjefe de Estado, quien pasó 27 años en prisión por enfrentar al apartheid, esté conectado a una máquina de vida artificial.

«Si no puede hablar es debido a los tubos en su boca para extraer fluidos de los pulmones», aclaró.

Hemos escuchado algunos sinsentidos acerca de que él está en vida artificial, pues no lo está. Aunque la neumonía ha cedido, sus pulmones permanecen muy sensibles, explicó Winnie ante reporteros nacionales.

Otro hecho noticioso que resaltó en 2013 fue el inicio de la temporada preelectoral en la nación austral por medio de la distribución de colegios comiciales para la reformulación de documentos en las nueve provincias sudafricanas.

La Comisión Electoral Independiente (CEI) afirmó que el 99,77 por ciento de los centros de registro para votantes estuvieron completamente funcionales durante la implementación del procedimiento los días 9 y 10 de noviembre.

La vasta mayoría de las 22 mil estaciones de chequeo funcionaron a la perfección en su responsabilidad de asistir a los casi 25 millones de ciudadanos elegibles para el voto, explicó un comunicado público de la CEI.

Algunos aislados incidentes se sucedieron en varias terminales debido a protestas públicas, fallos eléctricos, errores en manipulación digital o tardanza del personal dedicado a la operación de las máquinas, agregó la nota.

Los comicios generales del próximo año serán los primeros donde participarán personas nacidas después del desmantelamiento del apartheid y marcarán los 20 años de gobierno del Congreso Nacional Africano.

También este año el Parlamento de Sudáfrica confirmó nuevas medidas estatales para ahorrar capitales del tesoro público y combatir la dilapidación de fondos gubernamentales.

Una comunicación de la Asamblea Legislativa emitida desde Cape Town precisó que la ley fue puesta en práctica en seguimiento formal a la Enmienda de Regulación Monetaria, discutida por los diputados a finales de octubre.

La mayoría de las decisiones tienen relación con el uso de tarjetas de crédito por parte de los funcionarios, la adquisición de vehículos, los viajes al extranjero, y el pago a colaboradores o intermediarios políticos.

En una exposición de cuentas ante el Parlamento, el ministro de Economía, Pravin Gordhan, explicó que para ahorrar dinero, el gobierno implementará un sistema de compra mayorista de carros y no habrá compensación monetaria por uso de vehículos particulares.

Los primeros cambios serán aplicados en departamentos públicos de Cape Town -sede de la Asamblea Nacional- y en Pretoria -donde radica la Presidencia-, explicó Gordhan.

De acuerdo con estadísticas de la Corporación de Tráfico y Caminos (CTC), este fue un año funesto en cuanto a seguridad vial en la nación austral, y podría cerrar diciembre con más de 650 muertos debido a accidentes de tránsito.

Las coloquialmente denominadas carreteras de la muerte en Sudáfrica se ensañaron con el cobro de víctimas fatales específicamente el 22 de noviembre, cuando un total de 26 personas perdieron la vida por colisiones de autos.

La pérdida de 26 personas ese viernes (55 en dos semanas) fueron hechos provocados por errores humanos, una tendencia que urge detener a cualquier precio, expresó un comunicado de la CTC.

Estamos muy preocupados por este repunte en los accidentes, pero concientes de las causas que los ocasionan. Es crucial que la población cambie las actitudes al conducir, dijo el director de la institución,

Gilberto Martins.

En noviembre más de una docena de personas murieron y cinco resultaron gravemente heridas en un choque de bus y camión en Umkomaas, KwaZulu-Natal, solo nueve horas después de otro siniestro fatal en Makhado, Limpopo, con 11 fallecidos.

Once días antes, 29 personas perdieron la vida y 30 transeúntes quedaron lesionados cuando un ómnibus colisionó con un furgón en la carretera hacia Kwaggafontein, departamento de Mpumalanga, en el norte.

Suficiente es suficiente. Ya basta de titulares sobre las «mortales calles sudafricanas», tenemos que implementar un plan ético y de control para optimizar la seguridad vial, recalcó Martins.

Fue noticia en 2013 además la fuerte oposición política catalizada luego de la confirmación gubernamental de que se implementaría el peaje electrónico en la provincia Gauteng a partir del 3 de diciembre.

La ministra de Transporte, Dipuo Peters, informó que los conductores debían comenzar a oficializar sus documentos tributarios porque de lo contrario pagarán doble impuesto con posterioridad.

El Congreso de las Uniones Sindicales de Sudáfrica (Cosatu) manifiesta su malestar por la implantación de este nuevo gravamen en las carreteras más concurridas del país, subrayó el vocero Patrick Craven.

La Alianza Democrática (AD), el principal partido de oposición, calificó como «un día triste» la jornada en que el CNA «desoyó las opiniones populares y continuó con la activación de su plan».

Por su lado, la organización no gubernamental Alianza Urbana contra el Peaje señaló en un comunicado que el sistema está condenado al fracaso porque es «ineficiente, irracional y beneficia a compañías extranjeras».

Igualmente el gremio político opositor Freedom Front Plus dijo que demandará ante tribunales la resolución sobre el llamado e-tolling refrendada por el presidente Jacob Zuma en septiembre.

Portavoces de Cosatu adelantaron que reactivarán las campañas de los «drive-slows» (obstrucción vial por conducción lenta) y entregarán memorandos de exigencias ante el premier de Gauteng.

Otros grupos opositores al CNA señalaron que convocarán a marchas de protesta hasta la sede del Departamento de Transporte en Braamfontein, y recomendarán a pobladores acciones de desobediencia civil.

Analistas políticos comentaron que grupos de oposición tratan de manipular un tema simple sobre normas para el transporte, como punta de lanza crítica contra el gobierno en una etapa preelectoral.

Los del próximo año serán los quintos comicios quinquenales desde la aprobación del voto universal para adultos tras la inhabilitación del régimen racista, y deben determinar la renovación del Parlamento de 400 miembros.

Sudáfrica es una república constitucional parlamentaria, el Presidente es electo por la Asamblea Nacional después de la votación general, y los gobernadores de cada provincia son elegidos por la mayoría de cada consejo departamental de diputados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here