Agricultura familiar produce 90 por ciento de alimentos en Angola

0
1139
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Unos dos millones de campesinos producen hoy cerca del 90 por ciento de los alimentos locales consumidos en Angola, revelaron autoridades del sector, citadas por medios periodísticos.

Este grupo produce, entre otros alimentos, cereales como el maíz, arroz, soja, tubérculos, legumbres y hortalizas.

Respecto a la agricultura familiar, el ministro del sector, Pedro Canga, reconoció que tal labor, practicada por las familias campesinas, desempeña un papel muy importante en términos de producción de alimentos.

“Un gran porcentaje del presupuesto del sector agrícola está destinado a la agricultura familiar”, reconoció Canga, quien precisó que ese apoyo se traduce en una importante entrega de implementos agrícolas, asistencia técnica y preparación mecanizada de tierras.

Ponderó asimismo hay que se debe tener en cuenta la financiación de proyectos con la ayuda de créditos del gobierno, junto con el Banco Mundial, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y el Banco Africano de Desarrollo.

Dentro de su plan agrario, el Ejecutivo cuenta con proyectos relacionados con la agricultura familiar y financia la preparación mecanizada de tierras, la disposición de fertilizantes, la vacunación del ganado y la asistencia técnica a través de las Estaciones de Desarrollo Agrario o del Instituto Nacional del Café.

Transcendió que el programa de agricultura familiar, destinada al mercado, se realiza en las provincias de Malanje, Bie y Huambo, y en este contexto se benefician 50 mil familias con resultados visibles.

El monto destinado a la agricultura familiar para este año sobrepasa los dos mil millones de kwanzas (cerca de 124 millones de dólares) y corresponde al siete por ciento del presupuesto para el Ministerio de Agricultura.

De esta forma, el Ejecutivo procura resolver los problemas básicos de la población relativos a la alimentación y a los rendimientos de las familias, contando también con la participación del sector privado.

Se pretende asimismo que los instrumentos agrícolas lleguen al productor en mejores condiciones, en términos de precios, y además para que puedan beneficiarse de los subsidios a los combustibles.