África requiere 11 millones de maestros y médicos en los próximos 13 años

0
266
Burkinabe teachers demonstrate on October 26, 2017 in Ouagadougou to ask for better working and living conditions. The banner reads "recognize the staff of Education and Research, mobilization and fights". / AFP PHOTO / Ahmed OUOBA

El crecimiento de la población infantil en África hará que el continente necesite “más de 11 millones” de profesionales de la educación y la salud para el año 2030, estima Unicef, en un informe presentado el jueves.

De acuerdo a la agencia para la infancia de Naciones Unidas, si África mantiene un actual ritmo de crecimiento demográfico “sin precedentes” habrá 170 millones de nuevos niños entre 2017 y 2030, lo que elevaría la cifra de menores a los 750 millones.

“Invertir en salud, protección y educación debe convertirse en una prioridad absoluta para África entre ahora y 2030”, advierte la directora de Unicef para el Este y el Sur de África, Leila Pakkala, en un comunicado. “Estamos en un punto crítico para los niños de África. Háganlo bien y sentaremos las bases de una ruptura demográfica que podría sacar a cientos de miles de la extrema pobreza y contribuir a elevar la prosperidad, la estabilidad y la paz”, agregó. El informe recoge que casi la mitad de la población actual del continente son menores y que los niños son mayoría en alrededor de un tercio de los 55 países miembros de la Unión Africana. Para 2055, proyectan que el número de niños llegará a mil millones. “Imaginen el potencial”, añade la directora para el Oeste y el Centro de África, Marie-Pierre Poirier.

Unicef estima que, si las políticas para promover el empleo y las inversiones -locales e internacionales- en el capital humano de África van coordinadas, las siguientes generaciones verán 4 veces mejorada la renta per cápita.

Pero si esto no ocurre, esta “oportunidad” será reemplazada por un “desastre demográfico”, caracterizado por el desempleo y la inestabilidad, subraya.

Unicef recomienda tres líneas de acción: mejorar la sanidad y la protección social, adaptar los sistemas educativos y dar acceso a la tecnología para que los niños puedan acceder al mercado laboral del siglo XXI y garantizar su seguridad frente a fenómenos como la violencia, la explotación, el matrimonio infantil y el abuso. También llama a eliminar las barreras que impiden a mujeres y niñas ser miembros plenos de sus comunidades, del entorno laboral y de la vida política.

El cambio demográfico exponencial se explica, según la organización de la ONU, por tres factores: menos mortalidad infantil, mayor tasa de fertilidad y el incremento del número de mujeres en edades reproductivas.

El número total de habitantes de África, según Unicef, ascenderá desde los 1,200 millones actuales a los 2,500 millones en 2050.