ACNUR denuncia la detención y deportación de refugiados somalís en Kenia

0
438

ACNUREl Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) denunció que las autoridades kenianas han detenido a un millar de refugiados, la mayoría de ellos somalís, y han deportado a más de ochenta.

Las autoridades kenianas comenzaron una operación antiterrorista el pasado 4 de abril que afectó a extranjeros indocumentados y que concluyó con la detención de más de un millar de personas, que se encuentran retenidas en el estadio Kesarani.

El ACNUR tiene constancia de la deportación a Mogadischo de 82 somalís el pasado 9 de abril, y aunque pudo parar la extradición de 10 refugiados registrados, lamenta que uno fue repatriado sin su consentimiento.

La agencia de Naciones Unidas ha tenido acceso al estadio de Kasarani y denuncia que las condiciones de hacinamiento han provocado una situación de insalubridad insostenible.

El ACNUR «reconoce los imperativos de seguridad nacional de Kenia» pero recuerda que la mayoría de los somalís cumplen la ley y tienen derecho a protección internacional dada la situación de conflicto en la que está sumido su país.

La agencia reconoce que las autoridades les han prometido que no deportarán a ningún refugiado ni solicitante de asilo, pero temen que otros sean repatriados y perseguidos en suelo somalí.