Abierto debate sobre racismo tras incidentes en escuela sudafricana

0
570
Pretoria_girlsEl debate sobre el racismo que subyace en escuelas sudafricanas se avivó aquí tras los incidentes de discriminación en un centro escolar para niñas en esta capital, que sigue captando hoy la atención desde distintos sectores.

Las adolescentes negras se ven obligadas a alisarse el pelo y se les prohíben los peinados africanos como afros y trenzas, algo que observadores catalogan de insólito.

El primer ministro de la provincia de Gauteng, David Makhura, instó a los políticos en la legislatura a respaldar el reclamo de las estudiantes de la Pretoria Girls’ High School. ‘Ella luchan contra una injusticia’, advirtió.

Dijo que las alumnas encendieron la alerta nacional sobre actos de discriminación, para los cuales no hay lugar ‘en nuestro país y en nuestras escuelas’.

El lunes detonaron las protestas en la institución, en cuyo Código de Conducta citado en medios locales, las niñas pueden, entre otros requisitos, usar solo trenzas si tienen un máximo de 10 milímetros de diámetro.

Mientras, ‘todos los peinados deben ser conservadores, pulcros y acordes con el uniforme del colegio. No se permitirán estilos excéntricos’.

La Liga de Mujeres del Congreso Nacional Africano reaccionó de inmediato, porque ‘los sudafricanos no deben tolerar ninguna forma de racismo’.

Además, la organización pidió abordar este problema de forma conjunta para enfrentar un racismo latente en un sistema de enseñanza que fue previamente exclusivo para blancos.

El Departamento de Educación de Gauteng estableció un grupo de investigación para esclarecer los hechos.

La víspera el Congreso de Estudiantes Sudafricanos (Cosas) marchó hasta la institución docente para exigir el fin del racismo en la escuela.

Manifestaciones similares se registraron en la provincia de Eastern Cape, porque la cuestión de los peinados es apenas la punta del iceberg de otros problemas en los centros escolares.

Para algunos observadores, 22 años de democracia en Sudáfrica no bastan para borrar un legado de siglos de colonialismo y luego de apartheid.