Sede del parlamento camerunés pasto de las llamas

0
455
Ruinas humeantes y pequeños focos de llamas es lo que queda hoy de la sede del parlamento camerunés, devorada en la madrugada por un incendio cuyo origen es desconocido aún.

Los bomberos combaten los últimos reductos del incendio, que destruyó los pisos tercero y cuarto y causó enormes daños en el resto del edificio, con la ayuda de diputados de todos los partidos y las autoridades administrativas, acorde con un comunicado del Departamento de Incendio circulado a través de las redes sociales.

El siniestro, que era visible a simple vista desde la distancia, no ha causado víctimas, añade la comunicación.

De inmediato no existe una reacción oficial sobre el incendio, que coincide con tensiones políticas debido a la demanda de secesión de la población anglófona, asentada en las zonas suroeste y noroeste del país, en las cuales el Ejército y la Policía desplegaron un fuerte dispositivo de seguridad.