Paz y unidad, las claves de Ahmed para revitalizar a Etiopía

0
299
Después de la ola de disturbios étnicos y antigubernamentales acontecidos en Etiopía, la paz que siempre le caracterizó parece asentarse sobre el suelo nacional, tras la elección del nuevo primer ministro, Abiy Ahemd, consideraron hoy analistas locales.

Académicos y funcionarios reunidos en la Universidad de Addis Abeba para evaluar el resultado de la más reciente gira por el país emprendida por Ahmed, coincidieron en que la misma contribuyó a devolver calma y esperanza a la sociedad, sobre la base de un discurso cargado de unidad, justicia y desarrollo.

El jefe de Gobierno viajó durante dos semanas, inmediatamente después de su juramentación el pasado día 2, a través de las regiones afectadas por conflictos en los últimos meses con el objetivo de abordar los reclamos de las poblaciones y apelar al sentimiento nacional para resolver las diferencias.

Las palabras de Ahmed logran que las personas se unan a manos, cabezas y corazones para la coexistencia pacífica y el crecimiento común, manifestó Tefere Mehistu, investigador y estudioso de temas políticos.

‘Tiene poder para desarraigar la semilla de la discordia que intentó crear raíces profundas; como algunos dicen, es un discurso que vale la pena emular para negociar la paz’, manifestó Mehistu.

Ahmed se comprometió a luchar contra algunos de los desafíos que obstaculizan el desarrollo de Etiopía, entre ellos la corrupción, la mala administración de los recursos y el parroquialismo.

‘Encantados con la promesa, los ciudadanos expresan su determinación de darle una palmada en la espalda al primer ministro y acompañarle en su batalla, porque estaban deseosos de tener líderes políticos impulsores de la integridad, alejados de las estrategias para acumular ganancias personales’, señaló, por su parte, Alemayehu Mohamed, profesor de historia de la Universidad de Addis.

Ahora sólo falta que en la realidad, esas intenciones generales se concreten, precisó.

‘Él dejó claro además que la colocación posterior a partir de ahora se basará en el mérito de un compromiso superior, y sobre esa base, nombró ya al gabinete ministerial’, refirió Mohamed.

Los especialistas manifestaron que el éxito sólo será posible gracias a la coordinación de todos los actores de la sociedad, desde los niveles más altos a los inferiores.

‘Hay retos sociales por delante, que deben ser reforzados, como la lucha contra enfermedades transmisibles y no transmisibles, desnutrición, mortalidad infantil y materna, empoderamiento de las féminas, reimpulso al sector juvenil, por solo mencionar algunos’, puntualizó el sociólogo Genet Fekade.

‘Es imposible hablar de desarrollo, de despegue, de satisfacción y confort por parte de la población, sino se reportan avances tangibles en el frente social; eso califica una administración como buena, regular o mala’, agregó Fekade.

En esas actividades, en opinión de los observadores, no se puede enrolar un solo hombre, debe hacerlo el país en su conjunto, y eso, de alguna manera fue lo que Ahmed intentó transmitir en su periplo más reciente por Etiopía.

‘Tiene que haber una confluencia de pensamiento y propósito. Aprender de los giros equivocados y pavimentar las vías a nuestro alcance para transmitir una nación desarrollada y pacífica a las generaciones que sobrevendrán’, concluyeron los estudiosos.