Nuevas protestas en Sudán pese a estado de emergencia

0
231

La declaración del estado de emergencia por un año anunciada por el presidente de Sudán, Omar Al Bashir, no amilanó a cientos de sudaneses que salieron a las calles para exigir su renuncia.

Esta capital y la ciudad de Omdurman, la más grande del país y a orillas del río Nilo, fueron escenario este sábado de nuevas protestas antigubernamentales, que comenzaron desde finales del pasado año.

Las manifestaciones dejaron hasta la fecha 31 fallecidos por hechos violentos, según reconoce el Ejecutivo, en tanto, organizaciones no gubernamentales cifran en 51 los occisos.

Al Bashir atribuyó estas protestas a ‘agentes foráneos’ y a la oposición, y descartó cualquier acto similar a lo ocurrido en algunos países con la ola de protestas que sacudió varios Estados árabes.

La semana pasada diputados del Parlamento sudanés pospusieron en fecha aún por determinar la sesión del comité para debatir sobre enmiendas constitucionales que favorecerían la reelección del gobernante, cuyo mandato finaliza el año próximo.

Badriya Suleimán, jefe del grupo parlamentario, no dio detalles de la posposición y solo se refirió a compromisos urgentes de la comisión.

El estado de emergencia por un año tiene por propósito enfrentar la grave crisis económica que vive el país, las cuales obligaron al Ejecutivo a adoptar medidas de recortes y aumentar el precio de los combustibles, según comentaron medios locales de prensa.

La medida, anunciada la vísper4a, incluyó también la disolución del Ejecutivo central y las administraciones del Estado.

En un discurso a la nación después del anuncio, el mandatario calificó de legítimas las protestas y dijo no rechazarlas, aunque aseguró el interés de ciertos sectores de conducir al país ‘a un destino desconocido’.

Asimismo ponderó la importancia del diálogo para resolver los problemas y envió sus condolencias a las familias de las víctimas.