La ONU señala la necesidad de mejorar sistemas de datos sobre migración

0
244

Con el fin de contar con información fiable que permita desarrollar políticas efectivas sobre migración, especialistas de ONU destacan la necesidad de mejorar los sistemas nacionales de recogida de datos.

Según indicó la jefa de la División de Estadísticas Demográficas y Sociales de las Naciones Unidas, Francesca Grum, existen grandes brechas de datos que obstaculizan el establecimiento de estrategias nacionales de migración ‘basadas en evidencia’.

Todavía hay enormes brechas a nivel de país, dijo en un foro sobre el tema, y estas deben superarse para desarrollar un programa de datos de migración global efectivo.

Muchos países solicitan con frecuencia estadísticas de ONU para obtener más información y también quieren saber cómo mejorar la recopilación de datos, incluidos los relacionados con las causas fundamentales de la migración y su impacto en los países de origen, tránsito y destino, detalló.

Por ello, urge mejorar los sistemas de recogida y procesamiento de información y se necesitan estrategias nacionales de datos sobre migrantes, subrayó.

Sin embargo, añadió, existen varios desafíos que deben abordarse antes de que se pueda concretar un programa de datos de migración global efectivo.

Esto incluye la falta de coordinación entre los proveedores de datos y la capacidad insuficiente para producir, analizar y comunicar esa información, señaló.

Abordar estos problemas implicaría orientación sobre el uso de nuevas tecnologías, muestreo y sobre cómo comunicar datos al público y a los responsables de formular políticas, expuso Grum.

Otros especialistas hicieron hincapié en que el sector privado, los encargados de formular políticas y los expertos deben participar en el proceso, y que todas las orientaciones de la ONU deben estar en consonancia con la estrategia nacional de cada país.

Estas recomendaciones surgieron en un foro convocado por la organización multilateral de cara a la implementación del Pacto Global para una Migración Segura, Ordenada y Regular, adoptado por más de 160 países en diciembre del año pasado.

Uno de los primeros objetivos del convenio apunta a la recopilación y utilización de ‘datos precisos y desagregados como base para políticas basadas en evidencia’.

También pide a los Estados signatarios fortalecer la base de evidencia mundial sobre la migración internacional bajo la guía de la ONU, y solicita una estrategia integral para mejorar los datos sobre ese fenómeno a nivel local, nacional, regional y global.