Elogian nueva fiscal de Sudáfrica y recomiendan prioridades

0
121

La capacidad y preparación de la nueva Fiscal General de Sudáfrica, Shamila Batohi, fueron elogiadas hoy por expertos consultados por la prensa, quienes le recomendaron coordinar con el Departamento de Policía para agilizar el procesamiento criminal.
Al respecto, el exvocero de la Autoridad Nacional de Procesamiento (Fiscalía) Makhosini Nkosi expresó al portal sudafricano ENCA su convencimiento de que ella podría revitalizar esa institución.

A juicio de Nkosi, Batohi tiene una ardua tarea que realizar porque la Autoridad Nacional de Procesamiento es apenas una sombra de lo que era.

El experto dijo que la Fiscal deberá negociar con la policía porque en estos momentos cuando una persona roba una lata de conservas en un supermercado pasa la noche en la cárcel, mientras ‘quienes roban miles de millones están libres y nadie los detiene porque el Estado se ha vuelto incapaz de lidiar con eso’.

Batohi fue nombrada el 4 de diciembre por el presidente Cyril Ramaphosa para convertirse en la primera mujer que ocupa ese cargo en Sudáfrica.

La nueva Fiscal General fue asesora legal del procurador de la Corte Internacional de Justicia desde 2009, durante 15 años ocupó el cargo de Directora de la Fiscalía de la provincia de KwaZulu Natal y es reconocida por su larga carrera luego de graduarse en la Universidad Westville de Durban y realizar estudios de postgrado en otro centro de altos estudios de la misma provincia.

También se recuerda que Batholi integró un equipo de alto nivel nombrado por el desaparecido presidente Nelson Mandela para investigar las actividades de los escuadrones de la muerte durante el apartheid y su destacada actuación en 2000 en el juicio contra el capitán del equipo de cricket Proteas, Hansie Cronje, acusado de arreglar el resultado de un importante partido.

En el acto de nombramiento, el presidente Ramaphosa dijo que con esa nominación ‘estamos abordando el estado de disfuncionalidad y deficiencias la Fiscalía’ y subrayó que ‘con una autoridad de procesamiento judicial maleable, corrupta o disfuncional muchos criminales, especialmente quienes ocupan cargos de influencia, rara vez responden los delitos cometidos’.