AI denuncia que las fuerzas de seguridad sudanesas han matado y torturado a manifestantes

0
489

Amnistía Internacional (AI) acusó hoy en un comunicado a las fuerzas de seguridad sudanesas de asesinar, herir y torturar a manifestantes en su país y pidió que los responsables sean llevados ante la justicia.

Estas acusaciones están detalladas en su último informe publicado hoy, elaborado junto al Centro Africano para Estudios de Justicia y Paz (ACJPS, por sus siglas en inglés), y titulado «Excesiva y mortal: el uso de la fuerza, detención y tortura contra manifestantes en Sudán».

El informe documenta testimonios sobre violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad contra una mayoría de manifestantes pacíficos en los últimos dos años.

Entre esas violaciones, AI destaca los arrestos arbitrarios, la tortura y el uso excesivo de la fuerza, incluyendo la utilización de munición real que provocó muertos y heridos, añade la nota.

 «La violenta represión de la disidencia ha significado que las personas que expresan demandas legítimas contra la represión gubernamental y las medidas de austeridad económica se encuentran con porras, golpes y balas», señala en el comunicado Idris Manar, investigador sudanés de AI.

Por su parte, la directora del programa del ACJPS, Katherine Perks, destaca en la nota que «la ausencia de rendición de cuentas por parte de las fuerzas de seguridad ilustra la peligrosa cultura de impunidad que existe en Sudán».

El informe examina a cuatro manifestantes que fueron dispersados violentamente por la policía, los servicios de inteligencia y otras fuerzas de seguridad en protestas en todo el país en junio de 2012 y septiembre y octubre de 2013.

También incluye testimonios vividos en las manifestaciones en la Universidad Al Yazira en diciembre de 2012 y en la de Jartum en marzo de este año.

Además, AI y el ACJPS cifran en 185 las personas fallecidas durante las protestas que tuvieron lugar en 2013.