Unión Africana destaca relevancia del acuerdo constitucional de Sudán

0
58

El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, destacó la importancia del documento constitucional rubricado en Sudán, en virtud del cual será instituido un gobierno civil de transición hasta las próximas elecciones.

Este acuerdo sienta las bases para una transformación democrática, inclusiva y pacífica, y es también un logro muy importante para África en el propósito de resolver sus propios problemas, declaró por medio de un comunicado divulgado en esta capital.

La organización opositora Fuerzas para la Libertad y el Cambio y el Consejo Militar de Transición acordaron primero un pacto global, y el domingo último certificaron un convenio que fija los términos orientados al restablecimiento del orden constitucional sudanés.

Mahamat, según la comunicación oficial, felicitó a los principales actores políticos, tanto a los civiles como a los militares, porque lograron apartar sus diferencias y colocar los intereses de Sudán por encima de cualquier otra consideración.

Asimismo, el político y diplomático chadiano exhortó a todas las organizaciones internacionales a incrementar los esfuerzos con el propósito de apoyar al pueblo y las autoridades durante esta fase clave de la historia del país.

También reiteró el compromiso de la Unión Africana (UA) a apoyar a los sudaneses en sus gestiones para garantizar la reconciliación, prosperidad y paz definitiva de la nación.

Firmado en Jartum, capital sudanesa, con la mediación de la UA y el gobierno de Etiopía, el documento constitucional tendrá vigencia durante los próximos tres años y tres meses, y deberá ser refrendado por las partes el 17 de agosto venidero.

Además de fijar el calendario para establecer un Consejo de Ministros, un Consejo Legislativo y un Consejo Soberano, también determina la desintegración del CMT, ahora en el poder, entre otras disposiciones.

Sudán, estado del norte de África, vive una crisis general desde las manifestaciones sociales iniciadas en diciembre de 2018, que llegó a su punto crítico en abril pasado, cuando dimitió el entonces presidente Omar Hassán al Bashir, quien gobernó durante casi 30 años.