Ultraderechista Le Pen rehusa en Líbano acatar norma islámica

0
488
La ultraderechista francesa Marine Le Pen tuvo que anular hoy una reunión con el Gran Muftí (máxima autoridad islámica sunnita de El Líbano), jeque Abdullatif Deryan, tras rehusar cubrir su cabeza con un velo.

Le Pen, presidenta del partido ultraconservador Frente Nacional, tenía previsto entrevistarse este martes con el jerarca religioso como parte de los contactos que mantiene en Beirut, cuya visita suscita polémica tras evidenciar ignorancia sobre la naturaleza y los postulados del Islam.

‘No usé ningún velo cuando me reuní con el jeque de Al-Azhar (principal institución islámica sunnita con sede en El Cairo, Egipto)’, alegó la candidata a la presidencia de Francia al negarse a cubrir su cabello para ser recibida por Deryan, indicó un despacho de la agencia oficial NNA.

La actitud de Le Pen, calificada de irrespetuosa y prepotente por comentaristas televisivos, obligó a que abandonara Dar Al-Fatwa, sede del Gran Muftí, sin cumplir ese punto de su agenda, que ha incluido reuniones con líderes políticos cristianos y con el primer ministro libanés, Saad Hariri.

Como norma, las mujeres -musulmanas o no- deben cubrir su cabeza con un velo cuando acuden a encuentros con altos jerarcas religiosos islámicos.

Precisamente, durante su encuentro ayer con Hariri en el Grand Serail de Beirut, el jefe de gobierno libanés -de credo musulmán sunnita- advirtió a la política gala de abstenerse de asociar su religión (el Islam) con los ataques terroristas que extremistas islámicos han perpetrado en Francia.

‘El peor error sería la amalgama entre el Islam y los musulmanes, de un lado, y el terrorismo del otro’, puntualizó Hariri a modo de consejo, según un comunicado difundido por su oficina.

El primer ministro, quien la recibió antes que el presidente Michel Aoun, agregó que ‘los libaneses y los árabes, como la mayoría del mundo, consideran a Francia patria de los derechos humanos y del estado republicano que no hace distinción étnica, religiosa o de clase entre sus ciudadanos’.

Además de la malograda reunión con el líder de la comunidad sunnita libanesa, Le Pen tenía previsto este martes dialogar con el patriarca de la Iglesia maronita, cardenal Beshara Rahi, y con el jefe del partido derechista Fuerzas Libanesas, Samir Geagea.

El rival de Le Pen en la carrera hacia El Eliseo, el exministro de Economía Emmanuel Macron, visitó Beirut el 24 de enero y fue recibido por Aoun y Hariri.

Como antigua metrópoli colonial, Francia rigió los destinos de El Líbano y Siria durante la mayor parte de la primera mitad del siglo XX, hasta la independencia de ambos países árabes en 1943.