Trabajo doméstico, obstáculo en empoderamiento laboral femenino

0
596
Estudios realizados por ONU-Mujeres revelan hoy que uno de los principales obstáculos para lograr el empoderamiento laboral femenino es el tiempo (más del triple) que ellas dedican al trabajo doméstico y de cuidados no remunerados.

Según estimaciones de esa organización, superar las brechas de género en el mercado laboral incrementaría en 14 por ciento el Producto Interno Bruto per cápita en la región.

Pese a ello, la tasa de participación laboral femenina es 26 por ciento inferior a la masculina y el desempleo, 50 por ciento mayor que el de los hombres, al tiempo que ganan como promedio, 19 por ciento menos, diferencias que suelen ser superiores entre las jóvenes, afrodescendientes e indígenas.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, cerca de 10 por ciento de la población de la región es indígena y, junto con los afrodescendientes, presenta los peores indicadores sociales y económicos como muestra la alta mortalidad materna.

Ante esta realidad, la sede permanente del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parltino) acogerá el foro regional que sobre el empoderamiento económico de las féminas sesionará en esta capital, previo a la 61 Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW61, por sus siglas en inglés).

Una nota de prensa emitida por ese órgano legislativo precisa que el encuentro reunirá a las máximas autoridades de género de América Latina y el Caribe, quienes debatirán temas relacionados con la inserción de las féminas en el mercado laboral, en un contexto regional de desaceleración económica.

Convocado por el Instituto Nacional de la Mujer de Panamá, el Instituto Nacional de las Mujeres del Uruguay y la Oficina Regional de ONU-Mujeres para las Américas y el Caribe, la cita analizará también las barreras que impiden la obtención de un trabajo decente en ese segmento poblacional.

Al cierre del encuentro en la capital panameña, los participantes presentarán una declaración y posición común para asegurar que las perspectivas y realidades de la región sean consideradas durante la CSW61, a celebrarse del 13 al 24 de marzo venideros en la sede de Naciones Unidas.

Previo a la sesión gubernamental del Parlatino, tendrá lugar una consulta con la sociedad civil, en la que participarán cerca de 75 representantes de organizaciones y movimientos feministas y de mujeres de más de 10 redes regionales.