Sudán acuerda la creación de un Parlamento de transición antes de mediados de mayo

0
166

El Ejército sudanés y la sociedad civil han alcanzado un acuerdo para formar un Parlamento de transición antes de mediados de mayo en un paso más del camino democrático adoptado por el país africano, un año después de la caída del dictador Omar Hasán al Bashir.

«Las autoridades de Sudán han acordado los nombramientos, para antes de mediados de mayo, de los gobernadores civiles y de la asamblea legislativa», según ha anunciado el ministro de Asuntos de Gabinete, Omer Monis, en rueda de prensa recogida por el ‘Sudan Tribune’.

Monis ha ido acompañado por representantes de las partes negociadoras, Sidiq Yusef, como delegado de las Fuerzas para la Libertad y el Cambio — el movimiento civil que abanderó las protestas — y el portavoz militar Yasir al Atta.

Los gobernadores civiles, según el plan, serán designados durante la segunda quincena de abril antes de completar «el resto de estructuras de Gobierno».

Así mismo, las partes han creado una «matriz vinculante» que repartirá las responsabilidades de gobierno entre las actuales autoridades de transición, los grupos civiles y el Ejército sudanés, a través de los principios de asociación, paz, lucha contra crisis económica, desmantelamiento del antiguo régimen, y la reforma de los servicios militares y de seguridad, justicia y asuntos exteriores».

Este anuncio tiene lugar un año después golpe de Estado del 11 de abril de 2019 que sacó del poder al entonces presidente Al Bashir, quien estuvo 30 años al frente del país africano y quien es una de las figuras más buscadas por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por presuntos crímenes de guerra y contra la Humanidad.

Las movilizaciones, que se habían sucedido durante los últimos años con distintos grados de intensidad, aumentaron de forma significativa a mediados de diciembre de 2018 a causa de la retirada de los subsidios al pan, reflejo de la grave crisis económica desde 2011 por la independencia de Sudán del Sur y la pérdida de parte de la riqueza petrolera por esta causa.

La dura represión de las manifestaciones por parte de las fuerzas de seguridad y las controvertidas Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), un grupo paramilitar liderado por el antiguo comandante ‘yanyauid’ Mohamed Hamdan Dagalo, no provocaron que la población diera marcha atrás, sellando el destino de Al Bashir.

El expresidente, que había llegado al poder 30 años antes tras un golpe de Estado y que había capeado durante años numerosos conflictos internos a través de una política de división y enfrentamiento entre tribus, sectores del Ejército y las fuerzas de seguridad, vio finalmente caer su figura en otra asonada militar.