Sudáfrica en encrucijada, Presidente exhorta frenar violencia género

0
85

La violencia de género ha colocado a Sudáfrica en una encrucijada y a juicio del presidente Cyril Ramaphosa dependerá de las acciones que se tomen hoy ‘si nos elevamos o nos hundimos en el abismo’.

El asunto de numerosos asesinatos y abusos de mujeres en esta nación del África Austral fue tratado la víspera ante el Parlamento Nacional por el mandatario, en busca de apoyo para enfrentarlo.

La violencia contra las mujeres no es un problema de una provincia, comunidad o partido político y exhorto a los diputados a considerar medidas de emergencia sin demora para que todos los departamentos (ministerios) comiencen a implementar esos planes, expresó Ramaphosa.

El mandatario sudaficano insistió en la necesidad de eliminar ‘el cáncer de la violencia de género y la xenofobia’.

Trabajando de conjunto podremos darle vuelta a esta crisis, renovarnos y regresar a los valores de respeto a la ley y los derechos humanos para todos, expresó,

Ramaphosa dijo que el pasado año dos mil 700 sudafricanas y más de mil niños fueron asesinados, la policía recibe cada día más de 100 denuncias de violaciones (sin contar otras muchas que nunca son reportadas) y una de cada cinco mujeres de esta nación mayor de 18 años ha experimentado violencia de manos de su pareja.

Señaló que Sudáfrica es uno de los países más inseguros del mundo para las mujeres, con niveles de violencia solo comparables a países que se encuentran en guerra, y subrayó que aunque tiene causas y características específicas, los crímenes de género reflejan una crisis más amplia de violencia en esta sociedad.

Según el Presidente ya pasó el momento de conversar sobre el tema y llegó la hora de restaurar la esperanza y la fe del pueblo sudafricano. ‘Podemos ser una nación que confronta este desafío y lo derrote, de conjunto podemos sanar nuestra nación y unir nuestro pueblo’, aseveró.

Con la intención de ampliar la seguridad de las mujeres, el jefe de Estado y Gobierno dijo que con urgencia se realizarán las enmiendas a las leyes y políticas vinculadas con esa protección y se propondrán medidas más drásticas para los perpetradores.

Anunció que su gobierno brindará sustanciales fondos adicionales para un plan integran de intervenciones que implementen las decisiones de la Cumbre Presidencial sobre Violencia de Género y Feminicidio celebrada el pasado año.

Dijo que después de consultas entre el gobierno, el empresariado, líderes tradicionales, medios de prensa, instituciones y sociedad civil se prepara un proyecto de Plan Estratégico Nacional que estará listo en breve y que entretanto se ha desarrollado uno de Acción de Emergencia para los próximos seis meses.

Ese programa de acción, aclaró, abordará cinco áreas fundamentales: cómo prevenir la violencia de género, fortalecer el sistema de justicia criminal, dar pasos para ampliar el marco legal y de políticas, qué hacer para asegurar la adecuada atención y apoyo a las víctimas, y adoptar medidas que mejoren el poder económico de las sudafricanas.

Esas acciones estarán dirigidas y supervisadas por un comité presidencial copresidido por el gobierno y organizaciones de la sociedad civil y tendrá como tarea coordinar una rápida respuesta a nivel nacional.

Para Ramaphosa la mala situación de las mujeres en Sudáfrica demanda un estado de emergencia que podría permitir enfrentar efectivamente ese flagelo de violencia, un tema que debe estar en el centro de las preocupaciones de todos los partidos políticos de la nación.