Sudáfrica dispuesta a enfrentar los problemas de sus jóvenes

0
180


Por Ilsa Rodríguez

El gobierno sudafricano muestra la disposición de respaldar a sus jóvenes, que durante años han sido víctimas de desempleo, drogas, violencia y abandono.

Ese compromiso acaba de ser reiterado por el presidente Cyril Ramaphosa, quien durante un discurso en ocasión del Día de la Juventud habló de los planes existentes para la creación de empleos y promover más enseñanza y preparación técnica que permita a ese sector adaptarse a los rápidos cambios tecnológicos en el mercado laboral.

Este acto tuvo lugar en la provincia de Limpopo el 16 de junio, fecha en que Sudáfrica rinde tributo a los 556 niños asesinados hace 43 años en Soweto cuando fueron reprimidos por la policía del apartheid durante una manifestación pacífica en contra de regulaciones en la enseñanza impuestas por las autoridades de segregación racial.

Durante esa intervención ante miles de jóvenes, a quienes calificó de ‘la voz de la conciencia nacional’, Ramaphosa también habló de programas para combatir el abuso de alcohol y drogas y otros para que la juventud pueda protegerse del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH/Sida). Con la desocupación del 51 por ciento de su fuerza laboral en esas edades, los jóvenes sufren otros males sociales como el inicio a edades más tempranas del consumo de alcohol y drogas, un hábito que el Presidente dijo conduce a la violencia, los delitos, suicidios y comportamiento sexual arriesgado.

El problema de la violencia entre jóvenes trasciende el ámbito comunitario y alcanza en estos momentos centros educativos y sus alrededores, que son escenarios de enfrentamientos entre bandas, de agresiones a alumnos y profesores, entre otros hechos que han costado la vida a varios maestros y estudiantes.

Recientemente, las autoridades de Educación de Sudáfrica expresaron preocupación por esa violencia en espiral en escuelas y sus cercanías, una situación que condujo al sindicato de esos profesionales a recomendar que los profesores estén armados.

El Departamento de Educación Básica rechazó esa sugerencia por considerarla irresponsable, imprudente y peligrosa.

JUVENTUD Y VIH 

Ramaphosa abordó asimismo la alta incidencia del VIH/Sida entre la población juvenil, que dijo requiere campañas directas preventivas que eleven el conocimiento sobre los riesgos de contactos sexuales ocasionales.

Con unas dos mil adolescentes contagiadas con el VIH/Sida cada semana, de acuerdo con cifras oficiales, las niñas y mujeres sudafricanas sufren además los efectos de la desigualdad de género en sus comunidades, que les impide el acceso a los servicios del VIH/Sida y los vinculados a la salud sexual y reproductiva, de acuerdo con especialistas locales.

Esta situación provoca que las adolescentes y mujeres en Sudáfrica tengan más riesgos de ser infectadas con el VIH/Sida, que cada año incorpora 250 mil personas a la lista de contagiados a nivel nacional.

Pese a esas estadísticas, Sudáfrica es el mayor país del mundo en cuanto a tratamientos antirretrovirales, cuyos resultados se reflejan en el aumento de la expectativa de vida en los pacientes con VIH.

Al clausurar hace unos días la novena Conferencia Nacional sobre el Sida, el vicepresidente David Mabuza dijo que de acuerdo con estudios realizados unos 7,4 millones de sudafricanos portan el virus y, de ellos, reciben tratamientos antirretrovirales 4,9 millones.

El vicejefe de Estado señaló que el gobierno de Pretoria pretende incorporar a esos tratamientos otros dos millones de portadores del virus en un plazo hasta diciembre del próximo año.

Para Ramaphosa, su gobierno tiene la misión de apoyar a los jóvenes en todos los sectores, con prioridad en el laboral, ya que ese paso es fundamental para combatir la pobreza y otros males sociales.

Sobre el tema insistió que se promueve la entrada al mercado laboral de los jóvenes con la creación de nuevos puestos de trabajo y planes en las comunidades que contribuyan al crecimiento económico, que irán de la mano con programas paralelos de educación y entrenamiento de habilidades en favor de que alcancen su potencial.