Sudáfrica anuncia medidas para reducir la deuda pública

0
51

El ministro de Finanzas de Sudáfrica, Tito Mboweni, anunció una serie de medidas de control para reducir los gastos públicos, entre las que figura la congelación de los salarios de los empleados del gobierno.

En una esperada intervención ante las dos cámaras del Parlamento Nacional para informar la marcha del presupuesto a medianías del actual año fiscal, Mboweni anunció que la economía nacional apenas avanzará 0.5 por ciento en 2019, del 1,5 por ciento previsto en febrero último.

El exgobernador del Banco de la Reserva de Sudáfrica enumeró una serie de acciones para que el gobierno ahorre millones de dólares, además de medidas adicionales para suprimir otros 10 mil millones de dólares en el próximo trienio.

Para conseguir esas metas el titular de Finanzas recomendó al gobierno enfrentar los altos salarios en el sector público, los problemas en las empresas estatales y las remuneraciones y bonos para sus ejecutivos, así como las fugas fiscales.

Mboweni dijo que 29 mil empleados públicos, los miembros del ejecutivo, los integrantes del parlamento y de los gobiernos provinciales ganaron el pasado año, respectivamente, un millón de rands, equivalentes a unos 66 mil dólares, casi el doble de lo recibido en 2006-07.

Otras sugerencias incluidas en su proyectada estrategia económica, el tema más esperado de su intervención, incluyen reducción de las compensaciones y beneficios para las juntas directivas, compra de autos que no excedan los 53 mil dólares y uso de clase económica en viajes dentro del país.

Cambios en la política de impuestos a principios de 2020, luego que la más reciente colección de rentas estuvo por debajo de lo previsto en más de tres mil 500 millones de dólares, y consolidar el déficit presupuestario también fueron señaladas por Mboweni.

El ministro afirmó que Sudáfrica se encuentra en graves problemas y que son necesarias urgentes reformas económicas.

Dijo que la estabilización de la economía requiere decisiones difíciles que implican sacrificios para todos y advirtió que inacción sería funesta.