Situación en Sudán impacta de forma negativa a misión de la ONU

0
65

El jefe de operaciones de paz de Naciones Unidas, Jean-Pierre Lacroix, informó hoy que la inestabilidad en Sudán impacta de forma negativa en la operación híbrida de la Unión Africana y la ONU en Darfur (Unamid).

Los disturbios sociales que comenzaron en diciembre de 2018 llevaron a la dimisión del presidente Omar al Bashir, y después tomó el poder un Grupo militar de transición que ha desatado la violencia contra los civiles, señaló.

Si bien Unamid intenta mantener la comunicación con las actuales autoridades en Sudán, esto resulta muy difícil y hay gran incertidumbre por el futuro, indicó Lacroix.

Ahora la misión híbrida enfrenta dos desafíos fundamentales: el saqueo de uno de sus campamentos por activos de la seguridad de Sudán y el decreto del Gobierno militar que pide a la Unamid entregar sus campamentos a las ‘fuerzas de apoyo rápido’.

Tanto en Jartum, como en otras regiones, aumenta la violencia contra los civiles y el proceso político en Darfur está en jaque, advirtió el alto representante de la ONU.

Lacroix se refirió a los pedidos del Consejo de Seguridad de reconfigurar la Unamid para ajustar mejor su funciones a las necesidades sobre el terreno, por ello debe reevaluarse la misión de cara a su posible término en 2020.

Asimismo, llamó a revitalizar el proceso político y abordar la situación de los desplazados, 

Muchas personas en la zona de Darfur dependen de la asistencia mientras persiste la prolongada crisis humanitaria y la escasa capacidad de las instituciones para hacerle frente, detalló el jefe de las operaciones de paz de la ONU.

La representación ante el Consejo de Seguridad de Reino Unido, Alemania y Francia pidieron prorrogar esa misión, cuyo mandato concluye el próximo 30 de junio, postura en la cual coinciden la mayoría de los integrantes.

Costa de Marfil destacó la importancia de una retirada no precipitada de la Unamid, sino gradual, pues ese equipo debe mantenerse ante el inestable contexto de seguridad, de ataques a los derechos humanos y las grandes necesidades humanitarias.

El proceso paz de Darfur (zona situada en el Sudán occidental que limita con la República Centroafricana, Chad, Sudán del Sur y Libia) se estancó nuevamente en el contexto de los acontecimientos recientes.

La Unamid fue aprobada por el Consejo de Seguridad en julio de 2007 con el fin de estabilizar el área y su mandato entró en vigor en enero de 2008.

Actualmente, en el Consejo de Seguridad se debate sobre la reducción de fuerzas de la Unamid y una transformación en los fines de su mandato.