Ramaphosa traza el camino para hacer avanzar la economía

0
50

Sudáfrica destaca los planes del presidente Cyril Ramaphosa para impulsar la economía, reformar las empresas estatales y aliviar la crisis energética que sufre el país, junto con acciones para mejorar la educación y combatir la violencia.

Estos temas fueron abordados ampliamente por el mandatario durante su Discurso a la Nación, pronunciado anoche ante el Parlamento Nacional con sede en Ciudad del Cabo, luego de interrupciones del opositor Luchadores por la Independencia Económica (EFF) que demoraron durante unos 90 minutos el inicio de este importante evento anual.

Analistas en esta capital destacan que Ramaphosa se concentró fundamentalmente en la economía y las vías para salir del actual impasse, al tiempo que se enfrenta la crisis energética debido a las deficiencias acumuladas durante años por la gigante estatal Eskom, cuyos resultados se manifiestan en frecuentes cortes de electricidad que frenan el avance del país.

Sin referencia alguna al desordenado y vociferante accionar de los diputados del EFF, quienes finalmente abandonaron la sede del órgano legislativo, el Presidente se concentró en los tiempos difíciles que atraviesa Sudáfrica, que incluyen también altas tasas de desempleo y aseguró que ‘nos encontramos en un momento decisivo’.

Tenemos la opción de sucumbir ante estas numerosas dificultades y prolongados problemas o enfrentarlos con determinación y acciones, apuntó luego de prometer planes que encaucen la economía y desarrollen las áreas fundamentales para el crecimiento de Sudáfrica.

En el caso de la crisis eléctrica señaló que se dan pasos inmediatos para obtener energía fuera de la que ofrece Eskom, encargada del 90 por ciento del consumo nacional, incluyendo fuentes renovables y el financiamiento de municipalidades que le permitan acceder a ese servicio proveniente de productores independientes.

Ramaphosa habló de cambios en el sistema educacional con la incorporación de materias como codificación y robótica, la creación de una nueva universidad de Ciencias e Innovación en la localidad metropolitana de Ekurhuleni y subrayó la importancia de un futuro digital para los niños.

Se refirió ampliamente al desempleo de los jóvenes en este país y a numerosos programas en marcha y previstos para aliviar esta situación, capacitar de forma expedita a esa masa desocupada y promover su incorporación al sector económico de rápido crecimiento.

En cuanto a la violencia aseguró que no se abandonará el enfrentamiento a ese flagelo y al abordar las agresiones contra las mujeres anunció la revisión de la ley de Violencia Doméstica y la categorización de los que cometen delitos sexuales, quienes serán registrados a nivel nacional y para quienes se prevén penas más severas y menos o posibilidades de obtener fianzas.

Otro tema tratado por Ramaphosa fue el de la precaria situación del alojamiento de estudiantes de universidades y tecnológicos, muchos de ellos obligados a dormir en las bibliotecas de esos centros.

Anunció que para solucionar esa situación el gobierno destinará unos cuatro mil 500 millones de dólares y que una cifra similar será brindada por inversionistas privados, y que esas construcciones están a punto de comenzar.

Aspecto interesante de esta alocución fue la intención de construir una ciudad inteligente necesaria para cambiar el apartheid de la arquitectura espacial, que congregaba a la población negra en centros habitacionales alejados de las ciudades y las áreas industriales.

Afirmó que el inicio de esa ciudad del futuro toma forma en Lanseria, en la provincia de Gauteng, donde se espera que en la próxima década vivan de 350 mil a medio millón de sudafricanos.

Cambio climático, empoderamiento de personas discapacitadas, la firma por los ministros de un acuerdo sobre sus responsabilidades y el homenaje al recién desaparecido Joseph Shabalala, fundador del afamado coro femenino Ladysmith Black Mambazo, figuraron asimismo en el discurso del Presidente.