Preocupación en ONU por plaga de langosta en África

0
294

La plaga de langosta del desierto que afecta al Cuerno de África genera hoy gran preocupación en ONU por el alto número de países afectados y sus graves consecuencias en la seguridad alimentaria de la región.

El portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, señaló que se trata del peor brote de ese tipo que azota a Etiopía y Somalia en 25 años.

Asimismo, es la peor infestación de langosta que experimenta Kenya en 70 años. Djibouti y Eritrea también están siendo afectados, detalló.

El máximo representante de Naciones Unidas, António Guterres, recordó la víspera en su cuenta oficial en Twitter que la plaga ?activada por la crisis climática- empeora la ya grave situación de seguridad alimentaria en la región africana.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) pidió este viernes fondos urgentes para abordar el brote, que ahora amenaza con convertirse en una crisis humanitaria.

Además, manifestó alarma ante la posibilidad que la plaga se extienda a otros países, en particular a Sudán del Sur y Uganda.

En tanto, la FAO sigue trabajando para monitorear la situación en Omán, Arabia Saudita, Sudán y Yemen.

De acuerdo con esa agencia de la ONU, un pequeño enjambre de langosta puede consumir en solo un día el equivalente de alimentos necesarios para 35 mil personas.

Actualmente, ese brote de insectos hace estragos en medios de subsistencia de agricultores y ganaderos en países como Etiopía, Kenya y Somalia, y amenaza con extenderse.

Diversas organizaciones humanitarias llamaron a los gobiernos y otros actores en esos territorios a implementar medidas urgentes para contener la propagación del insecto, el cual provocó que más 12 millones de personas no dispongan de suministros alimentarios seguros.

Conocidas como tucuras, saltamontes o chapulines, la langosta del desierto pertenece a los acrídidos, familia de insectos ortópteros con gran capacidad para migrar y reproducirse rápidamente, que forman plagas capaces de devastar la vegetación en grandes extensiones de tierra.