Premier etíope viajó a Jartum para colaborar con estabilidad en Sudán

0
103

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, llegó a Jartum, Sudán, para colaborar con el objetivo de la Unión Africana (UA) y otras organizaciones internacionales de lograr seguridad y estabilidad en esa nación.

Tras llegar a la capital, donde fue recibido por el presidente del Comité Político del Consejo Militar, Shamsuddin Kabashi, el premier inició un encuentro con el jefe del Consejo Militar de Transición del país, Teniente General Abdel Fattah al-Burhan.

De acuerdo con la información de la Oficina del Primer Ministro divulgada aquí, Ahmed también dialogará con los líderes de las Fuerzas para la Declaración de Libertad y Cambio, una coalición de partidos políticos de oposición.

La víspera, el Consejo de Paz y Seguridad de la UA suspendió con efecto inmediato la participación de Sudán en las actividades de esta unión política y declaró que sus derechos solo serán restituidos cuando sea establecida una autoridad de transición civil.

Asimismo, criticó al Consejo Militar de Transición por suspender el diálogo e irrespetar los acuerdos con la Alianza por la Libertad y el Cambio, entre ellos el de crear una coalición civil para gobernar hasta la celebración de elecciones presidenciales, al cabo de tres años, como mucho.

Similares fueron los recientes pronunciamientos de los líderes de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo de África Oriental, que solicitó el regreso a la mesa de negociación de las fuerzas en conflictos, a las cuales exhortó a trabajar de buena fe por el bien colectivo.

Sudán saldrá de la actual crisis, si su pueblo y líderes preservan la paz y la estabilidad, a partir del ejercicio de la tolerancia y la moderación de sus actos, para aliviar las crecientes tensiones, declaró el miércoles último la organización regional por medio de un comunicado.

Tras el cisma provocado por la dimisión el pasado 11 de abril del presidente Omar Hassán al Bashir, quien gobernó durante 30 años, Sudán vive un panorama de incertidumbre signado por protestas civiles, actos violentos y frágiles negociaciones entre los principales actores políticos.

Desde el momento mismo de la renuncia, Addis Abeba ha manifestado que, basado en los principios de no intervención y respeto a la soberanía de Sudán, apoya una transición hacia el restablecimiento del orden constitucional, si es pacífica y democrática.