Posible confiscación de bienes mal habidos marca semana angoleña

0
321

El anuncio por el presidente Joao Lourenzo del comienzo en los próximos días de la confiscación de bienes con fondos desviados del Estado marcó la semana angoleña que hoy llega a su fin.

Ya existen condiciones para que el país accione los mecanismos para recuperar el patrimonio y los activos que le pertenecen, explicó Lourenzo durante la apertura del año judicial 2019, efectuada en la ciudad de Lobito (centro), a más de 400 kilómetros de Luanda.

Sin adelantar nombres ni otro particular calificó de chocante y repugnante como mínimo que una elite haya perjudicado a la nación en casi cinco mil millones de dólares.

La jornada este jueves marcó el comienzo del establecimiento de tribunales de comarca (de primera instancia). Aunque al concluir este deberán funcionar 45 se espera que la cifra llegue a 60.

También se establecerán cinco tribunales de relación, la primera instancia de apelación con el propósito de descongestionar la carga sobre el Tribunal Supremo.

Durante la semana se conoció que Angola será sede del 23 al 25 de mayo próximo del Foro Mundial de Turismo, una organización que en palabras de su presidente Bulut Bagci se comprometió a aportar mil millones de dólares para el desarrollo del sector en este país africano.

En tanto, la vicepresidenta del gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), Luisa Damiao, condenó el asesinato de una vendedora ambulante por un policía, que se encuentra detenido.

El hecho, el martes pasado, llevó a un motín espontáneo de residentes en un barrio pobre del sur de Luanda que se saldó con cinco heridos graves, entre ellos tres policías, y la destrucción de un local de la administración distrital en el barrio de Rocha Pinto, además del incendio de al menos una motorizada de la policía y roturas de parabrisas de patrullas.

Damiao fue a presentar sentimientos de pesar en nombre del MPLA a la familia, que perdió el único sustento económico para sobrevivir.

Mientras que en una entrevista con el Jornal de Angola, el de mayor circulación en el país, el ministro de Justicia y de Derechos Humanos Francisco Queiroz adelantó que una comisión gubernamental prepara las condiciones para rendir tributo a los angoleños que fueron víctimas del conflicto interno que afectó al país de 1975 a 2002.

Hay una deuda de la sociedad con esas personas, indicó Queiroz, quien no adelantó una fecha concreta para la conclusión del proceso, que espera tenga la participación de toda la sociedad y de las fuerzas políticas de la oposición.

Será un homenaje a todas las víctimas políticas de la guerra, tanto del lado del gobierno como de la oposición en la búsqueda de la reconciliación, aclaró.