Países de África presentan plan para proteger la Jirafa

0
73

Por Alfredo Boada Mola

Camerún, Chad, Etiopía, Kenya, Tanzania y Zimbabwe presentaron hoy en la ciudad india de Gandhinagar una Propuesta de Acción Concertada para la protección de la Jirafa en África.

El tema fue tratado en la Conferencia de las Partes (COP13) de la Convención sobre Conservación de Especies Migratorias de Animales Silvestres, que sesiona en la capital del estado indio de Gujarat.

Se trata de una de las convocatorias más importantes de la ONU para proteger a casi un tercio de la biodiversidad mundial para 2030.

Hace un siglo, más de un millón de jirafas recorrían el África subsahariana pero estos animales se han extinguido en al menos siete países de la región y sólo quedan 100 mil individuos en poblaciones fragmentadas en todo el continente.

Su disminución en un 40 por ciento en los últimos 30 años hizo que las Jirafas fueran incluidas como ‘Vulnerables’ en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Dos subespecies (Jirafa de Nubia y de Kordofán) se clasifican como ‘En Peligro Crítico’ y otras dos (Jirafa Reticulada y Jirafa de Masai) ‘En Peligro’.

Este herbívoro de hasta seis metros de altura solía recorrer 28 países africanos pero se extinguió en Burkina Faso, Eritrea, Guinea, Malí, Mauritania, Nigeria y Senegal. De acuerdo con expertos que participan en esta eunión, el desarrollo de infraestructuras como carreteras, ferrocarriles, líneas eléctricas y oleoductos crea barreras a la migración, fragmentando las poblaciones de jirafas y su hábitat.

La pérdida y degradación del hábitat también aumenta por los incendios forestales, las incursiones del ganado, la intromisión de los seres humanos, conflictos armados, el cambio climático y las enfermedads,

La caza furtiva, las trampas y el comercio de carne de animales silvestres, pieles, colas y la medicina tradicional ponen más trabas a la supervivencia de la Jirafa.

Las enfermedades, los disturbios civiles, el cambio climático, el crecimiento de la población humana, la falta de aplicación de la ley y la carencia de conciencia sobre su conservación exacerban las amenazas sobre esta especie