Oposición de Haití crea nuevo bloque para derrocar al Gobierno

0
315

Fuerzas opositoras de Haití crearon un nuevo bloque que reúne a una veintena de estructuras políticas, con el objetivo de lograr la renuncia del hoy presidente Jovenel Moise.

La plataforma, denominada Fuerzas de la Oposición Progresista (FOP), también insiste en la formación de un gobierno transitorio, la celebración del juicio a los malversadores de fondos de Petrocaribe, y la conformación de una Conferencia Nacional, con el propósito de derrocar al sistema político imperante.

Entre los partidos que integran el nuevo bloque se encuentran el Movimiento Patriótico Popular Desalien, la Konbit òganizasyon sendikal ak popilè yo y Pitit Desalin, liderado por el exsenador Moise Jean Charles.

De acuerdo con Josué Mérilien, miembro de Konbit, el Estado no se preocupa por satisfacer las necesidades de su pueblo, y animó a la población y a los diversos sectores a unirse a las protestas antigubernamentales previstas para este viernes.

Jean Charles, por su parte, secundó la convocatoria de Mérilien y destacó la importancia de la movilización por los derechos de los ciudadanos.

‘Vamos a conseguir una nueva independencia del país’, dijo el exparlamentario que en los últimos dos años ha presionado el Gobierno de Jovenel Mosie, tras enfrentarse en la contienda electoral.

La víspera, el primer ministro interino Jean Michel Lapin advirtió a los manifestantes que las autoridades utilizarán tomarán medidas enérgicas contra cualquier persona que infrinja la ley y alertó que la vida nacional no se interrumpirá durante esta movilización.

La administración pública, el comercio y las escuelas deben funcionar con normalidad, aseguró el jefe de Gobierno en rueda de prensa, junto al ministro de Justicia, Jean Roudy Aly y el director general de la Policía, Michelangelo Gédéon.

En febrero pasado, las protestas antigubernamentales convocadas por la oposición lograron paralizar por más de una semana a la capital y ciudades como Jacmel y Les Cayes, así como dificultaron el acceso al suministro de agua, electricidad, combustible y los centros hospitalarios.

Expertos señalan que las pérdidas económicas de la movilización fueron millonarias, además que impactaron negativamente la incipiente industria turística.