ONU pide redoblar esfuerzos para asegurar la paz en R. Centroafricana

0
238

El jefe de la Misión de la ONU en República Centroafricana (Minusca), Mankeur Ndiaye, pidió hoy a la comunidad internacional redoblar esfuerzos para asegurar la paz allí.

Al actualizar sobre la situación en la nación este viernes, Ndiaye solicitó a los amigos y socios del país, incluido el Consejo de Seguridad de la ONU, que ‘transformen los sueños de paz, prosperidad y desarrollo de millones de centroafricanos en una realidad duradera’.

El funcionario consideró que se han levantado esperanzas, luego de la firma de un acuerdo de paz y reconciliación en febrero último, cuya implementación ha sido una gran preocupación de la Minusca.

En el lado positivo, el monitoreo del acuerdo de paz ahora está operativo a nivel local y nacional, dijo.

Al respecto, señaló que en la ciudad de Bossangoa, por ejemplo, los civiles musulmanes han podido regresar a sus hogares y moverse libremente, por primera vez desde los asesinatos intercomunitarios a gran escala en 2013.

Ahora se han lanzado unidades especiales de seguridad en el noroeste del país, continuó el jefe de la Minusca, y el Gobierno planea enviar unidades similares al noreste y sureste lo antes posible.

En este sentido, expresó que se espera que esto garantice la participación continua de los grupos armados en el proceso de paz.

Además, los esfuerzos de desarme, desmovilización, rehabilitación y reintegración han continuado. A pesar de la renuencia del grupo rebelde armado 3R a participar, unos 583 combatientes han sido desarmados y desmovilizados desde diciembre de 2018, informó.

Ndiaye explicó que con unos dos mil 400 millones de dólares liberados el 1 de octubre, la financiación del plan ha alcanzado más del 67 por ciento y están en marcha 400 proyectos, en varios sectores socioeconómicos destinados a lograr una mejora tangible en la vida de los centroafricanos.

El proceso de justicia y reconciliación también está avanzando, y se están llevando a cabo consultas nacionales sobre un futuro Comité de Verdad, Reparaciones y Reconciliación de Justicia en muchas partes del país, agregó.

Otra comisión para examinar las causas profundas del conflicto en la nación y proponer medidas de justicia, también continúa su trabajo a nivel nacional y presentará su informe el próximo mes.

La autoridad estatal continúa extendiéndose, agregó el jefe de la Minusca, gracias al compromiso del Gobierno, la ONU y otros socios.

El número de funcionarios en el terreno se ha duplicado desde 2015, con mil 346 miembros de las fuerzas armadas desplegados a nivel nacional, y mil 50 policías presentes en 15 prefecturas.

Sin embargo, reconoció que quedan muchos desafíos, pues a pesar de reducir a la mitad el número de violaciones de derechos humanos, todavía se están produciendo ataques contra civiles, violencia sexual, restricciones a la libertad de movimiento y secuestros.

En especial, citó la tensa situación de seguridad en el noreste del país desde julio.

La lucha entre dos grupos armados, el Movimiento de los Libertadores de África Central para la Justicia y el Frente Popular para el Renacimiento de África Central, ha provocado muchas bajas y el desplazamiento de varios miles de personas, indicó.

Según el directivo, las elecciones previstas para 2020-2021 deberían ayudar a resolver las causas profundas del conflicto en la República Centroafricana, reforzar la gobernanza democrática y apoyar el proceso de descentralización.

Sobre el tema, advirtió que un retraso importante en los comicios podría ser perjudicial para la democracia y la paz en la nación, y pidió a la comunidad internacional que proporcione un mandato apropiado y los fondos necesarios.

La Minusca cuenta actualmente con cerca de 13 mil personas uniformadas que sirven a la misión de mantenimiento de paz de cinco años del país, con el objetivo de restaurar la seguridad y brindar apoyo a los esfuerzos de derechos humanos, luego de años de agitación política.