Nueva etapa en Sudáfrica, muchas metas por alcanzar

0
295

Por Ilsa Rodríguez Santana

Sudáfrica comienza hoy un nuevo período con la oficialización del ejecutivo del presidente Cyril Ramaphosa, cuya prioridad es avanzar hacia el desarrollo, enfrentar los serios problemas económicos, reducir la pobreza y desigualdad y crear nuevos empleos.

Los 28 ministros juraron ayer su cargo frente al presidente del Tribunal Supremo, Mogoeng Mogoeng, en una ceremonia celebrada en una casa de protocolo de la presidencia en esta capital, ante la presencia del jefe de Estado y Gobierno y del vicepresidente David Mabuza.

Analistas locales destacan la permanencia de los ministros de Finanzas, Tito Mboweni, y del de Empresas Públicas, Pravin Gordhan, al considerar que se trata de dos experimentados funcionarios en temas económicos, vitales para saltar los escollos actuales que enfrenta el país.

No obstante, partidos políticos opositores critican fuertemente la confirmación de Gordhan en el cargo por haber sido cuestionado por el Protectorado Público por alegada violación de la Constitución, en un caso en su contra que él apeló y que está pendiente de conclusión.

El político de 70 años, quien fue uno de los participantes en la redacción de la Carta Magna, ha ocupado posiciones en el ejecutivo desde 2009 al frente de la cartera de Finanzas que mantuvo hasta 2014 y volvió a dirigir 2015 a 2017, antes de comenzar en la de Empresas Públicas desde febrero de 2018, cuando Ramaphosa sustituyó interinamente a Jacob Zuma luego de su renuncia.

Otro aspecto elogiado por los especialistas es la inclusión en el Gabinete de 14 mujeres, que dirigirán los departamentos (ministerios) de Agricultura, Educación Básica, Comunicaciones, Gobernanza Cooperativa y Asuntos Tradicionales, Defensa, Medio Ambiente, y Asentamientos Humanos.

La lista de ministras también comprende las encargadas de Relaciones Internacionales, Asuntos de la Mujer, Obras Públicas, Desarrollo de Pequeños Negocios, Desarrollo Social, Seguridad del Estado y Turismo.

Entretanto, observadores señalan de insuficiente la reducción del gabinete de 36 a 28 portafolios, ya que contando los viceministros lo acerca al número del ejecutivo del expresidente Zuma, que costó al erario público en el año fiscal 2018-19 por concepto de salarios más de 11 millones de dólares, sin contar el sueldo del Presidente.

Al anunciar el 29 de mayo la integración del Gabinete, Ramaphosa dio a conocer asimismo la fusión de varios portafolios con la intención de contar con un grupo ‘más coherente, mejor coordinado y eficiente’.

El presidente decidió unir Comercio e Industria con Desarrollo Económico, el de Educación Superior con el de Ciencia y Tecnología, el de Asuntos Ambientales con Bosques y Pesca, el Agricultura con Reforma Agraria y Desarrollo Rural, el de Recursos Minerales con Energía, el de Asentamientos Humanos con Agua y Saneamiento, y el de Deportes y Recreación con Artes y Cultura.

En esa ocasión Ramaphosa dijo que ‘si queremos cumplir este mandato necesitamos un gobierno capaz, eficiente y ético’ y reiteró las graves dificultades económicas que atraviesa Sudáfrica y las limitaciones en las finanzas públicas.

Debido a esa situación, el mandatario subrayó que es imperativo que ‘todas las áreas y esferas del gobierno demos prioridad a la revitalización de nuestra economía mientras cuidamos el uso de los fondos públicos’.