Mozambique se apresta a elecciones presidenciales históricas

0
57

Mozambique vivirá una jornada histórica con la celebración de las primeras elecciones presidenciales, legislativas y provinciales tras la firma de un acuerdo de paz que puso fin en agosto a un conflicto surgido en 2013.

El país africano vive un momento de tensión e inseguridad tras una campaña marcada por la violencia, lo cual según especialistas beneficia al presidente Filipe Nyusi y su partido gobernante (Frelimo, Frente de Liberación de Mozambique).

Según la ONG local The Center for Public Integrity, 44 personas murieron durante la campaña electoral, la mayoría en accidentes de tráfico, y algunas en la estampida de un estadio en un mitin a favor de Nyusi, pero siete fueron asesinadas.

En especial se vive un clima tenso en la provincia de Gaza, donde este mes el jefe de los observadores de elecciones locales, Anastacio Matavel, fue asesinado a tiros por un grupo de policías de operaciones especiales.

La Comisión Electoral de Mozambique anunció este fin de semana que 10 mesas de votación no se abrirán para las elecciones generales, lo cual dejará a cinco mil 400 votantes incapaces de emitir su voto.

Las Naciones Unidas estiman que aproximadamente 60 mil personas han sido afectadas o desplazadas por la inseguridad a nivel nacional, y este es un grupo de votantes que podría faltar en los comicios por falta de registro y documentación precisa.

A pesar de eso, la oposición confía al menos en un buen desempeño por los escaños provinciales y legislativos, sobre todo en Nampula, la ciudad más grande del país fuera de la capital, administrada a nivel municipal por el principal partido opositor (Renamo, Resistencia Nacional Mozambiqueña).

El líder de Renamo, Ossufo Momade, es el favorito para ganar la gobernación en la provincia, lo cual lo convertirá en el primer gobernador provincial de un partido que no sea Frelimo, que ha estado en el poder desde que Mozambique se independizó de Portugal en 1975.

Precisamente la introducción de gobernadores provinciales electos fue una concesión clave para lograr que Renamo abandonara sus armas, que tomaron en protesta por los resultados electorales de 2014.

No obstante, su poder será limitado, porque el presidente nombrará a un secretario de estado para que trabaje junto al gobernador electo como el representante del gobierno central en la provincia.

Además del conflicto político, el primer mandato de Nyusi estuvo dominado por un escándalo de corrupción que afectó la economía, aunque era producto de un fraude llevado a cabo por la administración anterior.

En este sentido, miembros de la oposición expresaron temores de que el escándalo de la deuda oculta beneficiara al final a Frelimo, porque hará que la gente se mantenga alejada de los colegios electorales, por estar desilusionados.

Junto a Nyusi y Momade concurren a la Presidencia Daviz Simango, del Movimiento Democrático de Mozambique (MDM), y Mario Albino, de la Acción del Movimiento Unido para la Salvación Integral (Amusi), pero ambos con aspiraciones más modestas.

Expertos consideran que la estabilidad del país pasa por un buen resultado para Renamo, pues temen que sus partidarios retomen las armas si se sienten ‘robados’.