Médicos cubanos en Argelia, firmes en trinchera de amor y esperanza

0
120

Por Juan Carlos Díaz Guerrero

Unidos por lazos históricos de fraternidad, Cuba y Argelia enfrentan hoy hermanados la pandemia del SARS-CoV-2 y trabajan en otros programas importantes de la salud en el país del norte de África.

Los más de 850 colaboradores cubanos ‘trabajamos de conjunto con los argelinos’ en ‘una gran batalla (que) nos une aún más, la lucha contra la Covid-19’, dijo a Prensa Latina vía correo electrónico el doctor Reinaldo Menéndez, jefe de la Misión Médica allí. 

Nos mantenemos en los puestos de trabajo y laboramos juntos en la capacitación del personal de las unidades, y prestamos ‘especial importancia a las medidas de seguridad y protección’, indicó el galeno, y añadió que los cubanos ‘están y se mantendrán firmes en su trinchera de amor y esperanza’.

Los hombres y mujeres de batas blancas de la mayor de las Antillas ?explicó el galeno- prestan sus servicios, fundamentalmente, en las Comunas del Sur, en pleno desierto del Sahara argelino, y en el gran altiplano, donde las carencias y necesidades de salud son mayores. 

En la actualidad el personal brinda sus servicios en 15 provincias y en más de 50 municipios del Estado africano, el más extenso del continente, y donde el internacionalismo médico revolucionario de Cuba tiene un especial significado.

Por Argelia comenzó el 23 de mayo de 1963, la solidaridad de la joven Revolución con el envío de la primera brigada oficial, integrada por 29 médicos, cuatro estomatólogos, 14 enfermeros y siete técnicos de la salud.

Menéndez precisó que los especialistas caribeños trabajan en ‘excelentes hospitales oftalmológicos’ y en otros programas como el materno infantil, que resulta especial por el aporte en el mejoramiento de la salud de la madre y el niño.

La colaboración médica en estos momentos es amplia y mutuamente beneficiosa, subrayó el galeno.

En medio de la difícil coyuntura epidemiológica en el país africano ante el embate de la pandemia, el jefe de la Misión Médica cubana significó que todos los colaboradores ‘están bien y trabajando’ y ‘no tenemos que lamentar ningún compañero enfermo’.

Explicó que eso fue posible por las medidas adoptadas en cada brigada, el cumplimiento de las orientaciones de los órganos de dirección y la ‘gran disciplina de los colaboradores’.

El doctor cubano manifestó que las autoridades argelinas adoptaron importantes medidas de control para eliminar y minimizar los efectos del nuevo coronavirus, que hasta el 2 de abril afectó allí a 986 personas y ocasionó la muerte a otras 86.

Consultado por Prensa Latina sobre la labor de la Brigada Médica, el embajador de Cuba en Argelia, Armando Vergara, la consideró de ‘mucha disciplina, compromiso y altruismo’.

Aseguró que ‘se ha estado a la altura’ del momento que se vive en el combate a la pandemia del SARS-CoV-2, y en nombre de la Embajada, extendió ‘aplausos por la vida’ a las brigadas médicas cubanas que hoy trabajan en Argelia, la República Árabe Saharaui Democrática y Mauritania.

A modo de colofón, el jefe de la Misión Médica Reinaldo Menéndez recordó que miles de cubanos pasaron por ‘estas tierras hermanas’ donde los profesionales de la salud, Fidel Castro, el Che Guevara, los Barbudos y la historia de lucha contra el imperialismo ‘son venerados por el pueblo argelino’.