Marruecos impone la obligatoriedad de la mascarilla con multas y penas de hasta 3 meses de cárcel

0
158

El Gobierno de Marruecos ha impuesto desde este martes la obligatoriedad de usar mascarilla a todas aquellas personas que salgan de sus casas en virtud de las excepciones contempladas en el marco del confinamiento decretado en el reino, bajo la amenaza de penas de cárcel y de multas.

Así lo han anunciado en un comunicado conjunto varios de los ministerios encargado de la lucha contra la pandemia del coronavirus y sus consecuencias, subrayando que la medida ha sido adoptada por «instrucción» del rey Mohamed VI, según informa la agencia oficial MAP.

Dada la obligatoriedad del uso de mascarilla si se sale a la calle, están previstas sanciones que pueden ir hasta los 3 meses de cárcel y multas que van desde los 300 a los 1.300 dirhams (desde unos 26,8 a unos 116 euros), han precisado los ministerios.

Por otra parte, con el fin de garantizar la disponibilidad suficiente de mascarillas a la población, se ha movilizado a varias empresas nacionales para que aprovisionen el mercado nacional y se ha fijado que el precio de venta sea de 80 céntimos de dirham cada unidad, con apoyo del Fondo Especial para la Gestión de la Pandemia.

Para ello, según el comunicado, también por la adopción de medidas para garantizar que las mascarillas estén disponibles para su comercialización en todas las tiendas de proximidad.

Marruecos es uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus en el continente africano. Según el último balance ofrecido este martes por el Ministerio de Salud, ya hay 1.140 casos confirmados y 83 víctimas mortales, mientras que 88 pacientes han superado la enfermedad.

AMNISTÍA PIDE LIBERAR A PRESOS

Entretanto, Amnistía Internacional ha hecho un llamamiento este martes a las autoridades marroquíes para que liberen de forma «inmediata e incondicional» a todas las personas encarceladas sólo por protestar o expresar sus ideas de forma pacífica, entre ellas decenas de manifestantes de Hirak del Rif, artistas de rap, autores de blogs y periodistas.

Además, ha sostenido la ONG en un comunicado, en los casos de personas de edad avanzada o con patologías previas deben considerarse de inmediato alternativas a la detención si no representan una amenaza para ellas ni para la sociedad. También ha planteado que se sopese la puesta en libertad basada en la presunción de inocencia para las que estén en espera de juicio acusadas de algún delito.

«La nefasta perspectiva de que la COVID-19 se propague por las cárceles debería impulsar a las autoridades marroquíes a poner en libertad a todas las personas recluidas únicamente por expresar sus opiniones o ejercer su derecho de protesta», ha defendido la directora para Oriente Próximo y Norte de África de Amnistía, Heba Morayef.

«Estas personas pacíficas nunca debieron ser encarceladas», ha recalcado, al tiempo que también ha reclamado que «en los casos de personas que continúen detenidas o presas, el Gobierno marroquí debe proporcionar unos niveles de atención de la salud que cubran las necesidades de cada persona y garanticen la máxima protección posible contra la propagación de la COVID-19.»