Lula insta a gobierno de Brasil poner dinero para enfrentar Covid-19

0
173

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva instó al gobierno de Jair Bolsonaro a poner dinero nuevo en el mercado para enfrentar la crisis del virus SARS-CoV-2 que hoy supera las mil 700 muertes en Brasil.

‘Hay que poner dinero nuevo. No podemos permitir que (autoridades gubernamentales) gasten todas nuestras reservas internacionales’, en medio de la pandemia, afirmó Lula durante un debate sobre el papel del Partido de los Trabajadores (PT) en la lucha contra la crisis del coronavirus.

Explicó que cuando llegó a la presidencia, ‘Brasil no tenía dinero para pagar sus importaciones. Hicimos un colchón que le dio credibilidad al país y ahora quieren quemarlo’, alertó.

Insistió que no es posible gastar todas las reservas internacionales acumuladas durante los gobiernos del PT. Solo en marzo, el equipo económico quemó 20 mil millones de dólares de estas reservas, refirió.

‘No veo otra salida para Brasil si el Gobierno no toma la decisión de producir nuevo dinero y ampliar su base monetaria. Pueden invertir ese capital en obras públicas, en reconversión industrial y en pequeñas y medianas empresas, para que no haya despidos’, apuntó el exdirigente obrero.

También, agregó, ‘tienes que cobrar la deuda de las grandes empresas’.

El exmetalúrgico defendió además que ‘el PT necesita hacer mucha solidaridad y ayudar al pueblo de la periferia’ y abogó por proteger el Sistema Único de Salud (SUS) para combatir la crisis.

‘Tenemos que reconocer que, si no fuera por ese sistema, no tendríamos la mitad de las camas (en los hospitales). Para los que no saben, el SUS es responsable del 63 por ciento de las camas en Brasil’, recordó.

Además de Lula, participaron en el debate la presidente del PT, Gleisi Hoffmann, y los líderes del partido en la Cámara de Diputados, Enio Verri, y en el Senado, Rogério Correia.

El Ministerio de Salud registró mil 736 muertes al sumar 204 en las últimas 24 horas por la Covid-19 en Brasil, donde se contabilizaron además 28 mil 320 personas contagiadas.