Lula denuncia ante Supremo de Brasil uso de pruebas manipuladas

0
78

La defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva presentó una denuncia ante el Supremo Tribunal Federal de Brasil sobre una grabación en la que expertos policiales admiten hoy que la empresa Odebrecht entregó posibles documentos manipulados.

El portal Brasil de Fato precisa que los abogados defensores del exdirigente obrero entregaron la demanda después de presentar nuevas pruebas que muestran la ilegalidad de los actos de la Lava Jato y refuerzan la tesis de nulidad de la operación anticorrupción.

La protesta es contra las decisiones del decimotercer Tribunal Federal de Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, que impidió a la defensa tener acceso a los documentos del acuerdo con la constructora Odebrecht.

El sitio indica que las denuncias publicadas por la revista electrónica Consultor Jurídico (Conjur) el 27 de febrero muestran que los propios expertos de la Policía Federal (PF) admitieron que los documentos copiados de Odebrecht pueden haber sido adulterados.

Para la defensa de Lula, antes de que los documentos fueran enviados a las autoridades, habrían estado en posesión de la empresa constructora durante casi un año, período en el que los archivos pudieron ser cambiados.

La querella presentada al ministro Luiz Edson Fachin tiene extractos de una reunión grabada entre expertos de la PF y el técnico asistente de la defensa de Lula, y los especialistas afirman que no cotejaron los pliegos decomisados en Suiza con los presentados por Odebrecht a la justicia brasileña.

Al respecto, los abogados del expresidente señalan que los expedientes de la constructora, que incriminan a Lula, tienen fecha posterior a la confiscación en Suiza.

Lula recibió el lunes el título de Ciudadano Honorario de París, en reconocimiento a su trabajo contra la pobreza y el hambre en Brasil. Viajó a Francia por invitación de la alcadesa parisina Anne Hidalgo, quien afirmó que el título ‘demuestra nuestros valores, atribuidos a los que luchan por la humanidad’.

En su discurso, Lula denunció el proceso ‘arbitrario y persecutorio’ que quitó a Dilma Rousseff de la presidencia en 2016 y luego lo convirtió en ‘una víctima de la operación Lava Jato’. Denunció las amenazas al Estado Democrático de Derecho promovidas por el gobierno ultraderechista de Jair Bolsonaro