La oposición sudanesa pide mantener protesta hasta lograr gobierno civil

0
104

La opositora Asociación de Profesionales Sudaneses pidió mantener las protestas hasta que se instaure gobierno civil en el país, tras la dimisión del presidente Omar al Bashir.

La asociación rechazó, vía Twitter, la creación de un comité militar que dirigirá el país por dos años hasta la celebración de elecciones, medida anunciada por los militares.

Instó a los manifestantes a continuar en las calles en todas las ciudades de Sudán.

El cambio no ocurrirá con todo el régimen de Al Bashir engañando a los sudaneses mediante un golpe militar; queremos un consejo civil que dirija la transición, demandó en varios mensajes en su cuenta en la red social.

El ministro de Defensa y vicepresidente de Sudán, Awad Ibn, anunció la formación de Consejo Militar que dirigirá el país por un periodo de dos años tras la dimisión del mandatario.

En una alocución trasmitida por la televisión local, el general confirmó la celebración de elecciones cuando culmine la transición y señaló que el espacio aéreo permanecerá cerrado por 24 horas y los pasos fronterizos, hasta nuevo aviso.

El titular declaró también el estado de emergencia en el país por tres meses y llamó a todas las formaciones armadas a integrarse al Ejército.

Comunicó que Al Bashir permanece en el Palacio Presidencial bajo una intensa vigilancia militar, mientras decenas de miles de personas siguen en las calles de Jartum celebrando su dimisión.

Las protestas comenzaron hace cuatro meses contra la subida del precio de algunos productos básicos, pero tuvieron luego un matiz político contra el Gobierno.

Estas se reactivaron el sábado último con miles de personas acampando frente a la sede del Ejército y provocaron 11 muertos, según las autoridades.

Más de una veintena de partidos políticos y organizaciones exigían transferir el poder a un consejo soberano y a un Gobierno de transición, que establecería una fecha para celebrar elecciones.

Al Bashir, quien llegó al poder a través de un golpe militar en 1989, anunció su postulación para las elecciones del próximo año y dijo que solo saldría mediante los resultados en las urnas.

Sobre el político sudanés (1944) pesan dos órdenes internacionales de captura por genocidio -una de 2009 y otra de 2010-, crímenes de guerra y contra la humanidad en la región de Darfur, entre 2003 y 2008.