Jefe de Ejército argelino pide incapacitar oficialmente a Bouteflika

0
474

El jefe del Ejército de Argelia, general Ahmad Gaid Salah, invocó hoy un artículo de la Constitución del país para declarar al presidente Abdelaziz Bouteflika incapacitado para gobernar, y aplacar así el malestar popular.

En una alocución difundida por el canal Ennahar TV, el militar de alto rango propuso que la Presidencia sea considerada ‘vacante’ en apego al artículo 102 de la Carta Magna, lo que interinamente dejaría la conducción de la nación árabe en manos del jefe de la cámara alta, Abdelkader Bensalah.

Bajo dicho acápite constitucional, la jefatura del Estado puede ser declarada ‘vacía’ o su titular ‘incapacitado’ para ejercer sus funciones debido a serios problemas de enfermedad, caso en el que el presidente del órgano legislativo asumiría por un período de al menos 45 días, recordó.

Tras más de un mes de multitudinarias movilizaciones en Argel y todas las demás wilayas (provincias) argelinas, la cúpula de las Fuerzas Armadas asumió una posición mucho más definida al afirmar que esa es ‘la vía de salir de la crisis’ y suscribir otros pronunciamientos de diversos sectores sociales.

Las manifestaciones pacíficas en Argelia se arreciaron el 22 de febrero después de que Bouteflika, de 82 años y enfermo desde que sufrió un derrame cerebral en 2013, anunció que se presentaría a un quinto mandato consecutivo, una decisión que luego declinó forzado por la presión popular.

Sin embargo, las protestas crecieron luego de que propuso un plan para la transición que incluía cancelar las elecciones previstas inicialmente para el 18 de abril, convocar la realización de una conferencia nacional que allanaría el camino a una nueva Constitución y comicios en un plazo no mayor de un año.

Los distintos estratos populares y analistas políticos rechazan lo que consideran maniobras para extender el cuarto mandato del gobernante y, en consecuencia, exigen su salida incondicional y la de toda la cúpula que representa el actual sistema liderado por el Frente de Liberación Nacional.

Aunque en las últimas cinco semanas las demostraciones de descontento se realizaron cada viernes, después de la masiva movilización del 22 de marzo -desafiando incluso las inclemencias del tiempo- se programaron marchas y concentraciones diarias en esta capital y en otras regiones.

Este martes caminaron hacia el centro de Argel y en otras demarcaciones cientos de estudiantes, profesores universitarios, investigadores, ingenieros, jubilados y otros estratos, luego de que ayer hicieran lo mismo funcionarios públicos, sindicalistas, arquitectos y científicos veterinarios.

El sábado se movilizaron los abogados, quienes con argumentos propios de su profesión exigieron respeto a la Carta Magna y un proceso de transición apegado a la misma.

Si bien no ha calado con la unanimidad de las protestas el llamado a una huelga general, algunos sectores de la administración pública han hecho paros parciales de labor.

Por otro lado, trascendió que el expresidente argelino Liamine Zeoual se mostró a favor de participar en el período de transición, siempre que su rol cuente con una fuerte demanda y aval de la población.