Intensos contactos internacionales marcan crisis en Libia

0
100

La inesperada visita a esta capital del canciller italiano, Luigi Di Maio, y un contacto entre el primer ministro de ese país, Giuseppe Conte, y el presidente ruso, Vladimir Putin, marcan hoy la interminable crisis libia.

El canciller italiano tiene programado reunirse hoy con el primer ministro del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), Fayez al-Sarraj, y su titular del Interior, Fathi Bashaga, acorde con un anuncio oficial divulgado en esta capital, asediada por fuerzas del gabinete opositor asentado en la ciudad de Tobruk (este).

En cuanto a la llamada telefónica, partió de la parte italiana y el resultado fue la voluntad de ambas partes de continuar la mediación, refiere un comunicado divulgado en Moscú, la capital rusa, y conocido aquí.

En un acontecimiento separado, la Misión de la ONU en Libia (Unismil, siglas en inglés) emitió un parte en el cual anuncia que las tropas del mariscal Khalifa Haftar, leales al gobierno de Tobruk, rehúsan permitir la salida y entrada de vuelos con personal y ayuda humanitaria de esa agencia.

Las fuerzas rebeldes acusan al enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salame, de parcialidad a favor del GAN por condenar los recientes bombardeos contra instalaciones estratégicas de esta capital, en particular el aeropuerto internacional.

Tras la defenestración de su gobierno constitucional por una agresión militar de la OTAN y el asesinato del líder Muammar Ghadafi, Libia descendió a un caos infernal provocado por las milicias que controlan territorios donde imponen su ley por la fuerza de las armas y con dos gobiernos que se disputan el poder.