Intensas jornadas antes de las elecciones generales en Sudáfrica

0
283

Por Ilsa Rodríguez Santana

Partidos políticos sudafricanos dan el impulso final a sus campañas electorales previo a los comicios generales del próximo miércoles, con la intención de atraer a quienes todavía dudan sobre cuál organización escoger al depositar su voto.

Los principales contendientes, encabezados por el gobernante Congreso Nacional Africano (ANC), se concentran en intensificar sus gestiones en las provincias de Gauteng y Cabo Meridional, donde la veterana organización que lidera Sudáfrica desde 1994 tiene la intención de recuperar sus gobiernos provinciales, ahora en manos de la oposición.

Analistas en esta nación consideran que aunque dan por segura la victoria del ANC, ese partido tendrá que enfrentar las consecuencias de la actual situación económica y social del país, con altos índices de pobreza y desempleo, además de revelaciones de una extendida corrupción con participación de funcionarios públicos que son investigados por comisiones oficiales.

Según reportes de prensa, dirigentes del ANC y Luchadores por la Independencia Económica (EFF, por sus siglas en inglés), entre otros, celebran este fin de semana encuentros con líderes religiosos y prosiguen sus campañas puerta a puerta, mientras Alianza Democrática anuncia hoy en Soweto el último de sus actos previo a las elecciones.

El presidente de Sudáfrica y líder del ANC, Cyril Ramaphosa, culminó ayer su campaña en Ciudad del Cabo, mientras el vicepresidente del EFF, Floyd Shivambu, encabezó el acto final de su partido en Braam Fischerville, provincia de Gauteng.

Con 48 partidos en la contienda, recientes encuestas divulgadas en esta capital señalan cierta tendencia descendente en el apoyo al ANC, ya que aunque confirman que saldrá triunfante consideran que podría alcanzar menos escaños parlamentarios y perdería la mayoría absoluta con que cuenta en el órgano legislativo.

En posición descendente también colocan a la opositora Alianza Democrática (AD), mientras opinan que el EFF podría alcanzar hasta el 10 por ciento de los votos, el doble de lo conseguido en las elecciones de 2014, donde participó por primera ocasión.

Otras valoraciones más favorables a la oposición apuntan un panorama en el que el ANC podría estar incluso por debajo del 50 por ciento de los votos y tendría que buscar alianzas para gobernar, una opción que especialistas consideran poco posible.

Un criterio bastante extendido en medios políticos es que varias organizaciones opositoras podrían beneficiarse del mal momento por el que ha atravesado el ANC en tiempos recientes después de 25 años en el poder a consecuencia de divisiones internas, denuncias de corrupción y difícil situación económica.

Este panorama no ha permitido la creación masiva de empleos prometida por el gobierno de Ramaphosa que hubiese aliviado el alto nivel de probreza existente.

Entretanto, la Presidencia de Sudáfrica anunció que la ceremonia de investidura del nuevo jefe de Estado y Gobierno se celebrará el 25 de mayo en el estadio Loftus Versfeld de la capitalina municipalidad de Tshwane, lo cual rompe la tradición de organizar ese acto en el complejo de edificios gubernamentales de Pretoria, conocidos como Union Buildings.

Como explicación, las autoridades indicaron que la fecha coincidirá con el Día de África, por lo cual el lema de esa jornada será ‘Celebrando Juntos 25 años de libertad: renovación y crecimiento para una África mejor’, y que esta instalación en Pretoria permite la participación de casi 50 mil espectadores.

La Presidencia adelantó que en la ceremonia se espera la asistencia de jefes de Estado y Gobierno de países vecinos, así como representantes de organizaciones regionales e internacionales, entre las que mencionaron la Comunidad de Desarrollo de África Austral, la Unión Africana y las Naciones Unidas.