Haití recuerda a fundadores de la bandera en medio de crisis nacional

0
106

El mandatario haitiano, Jovenel Moise, depositó ofrendas florales al pie de los monumentos de Jean Jacques Dessalines, Catherine Flon y Grann Gitonn, por su contribución en la creación de la bandera.

Durante la ceremonia en Arcahaie, ciudad que vio nacer la primera enseña nacional en 1803, el jefe de Estado reafirmó su determinación de seguir la pista de los antepasados, en el proceso de trabajar en la infraestructura, agricultura, electricidad, seguridad y el combate por salvar vidas.

‘Los ancestros lucharon para darnos una bandera, tenemos que juntarnos para que siga flotando’, dijo el presidente, que en los últimos meses enfrenta una fuerte presión de los sectores más radicales de la oposición.

Moise invitó a las universidades a sumarse a la lucha por cambiar la vida de las personas, al tiempo que reiteró la necesidad de emprender el diálogo, como único camino para enrumbar al país hacia el desarrollo.

Sin embargo, para algunos expertos, el discurso del gobernante tenía tintes populistas y repetía las mismas promesas de su campaña electoral, así como la reciente alocución a propósito del día de la Agricultura y el Trabajo.

Las declaraciones de Moise afloran mientras el país enfrenta una crisis profunda en lo económico, político y social, marcado por divisiones entre los poderes ejecutivo y legislativo y con los principales indicadores económicos en rojo.

En poco más de un año, la moneda nacional se devaluó un 33 por ciento con respecto al dólar, mientras continúa en aumento el precio de la canasta básica, y sectores productivos amenazan con despedir a decenas de miles de empleados.

‘El pueblo necesita esperanza, no promesas’, dijo por su parte, Rosemila Petit-Frÿre, alcaldesa de Arcahaie, en medio de los vítores de la población presente en la ceremonia.

De acuerdo con la presidenta del Ayuntamiento, las personas continúan temiendo por su futuro, ‘que parece cada vez más devastador’.

‘Ustedes no han entendido nada de los dos tonos (de la bandera)’, espetó la gobernante local, que también acusó a los parlamentarios de profanar la enseña nacional mientras imponen ministros, destituyen gobiernos y se niegan a controlar las acciones del ejecutivo.

Petit-Frÿre abogó por un diálogo real que aborde la devaluación de la moneda nacional, el aumento de la pobreza, la inseguridad e inestabilidad.

Este sábado Haití celebró el aniversario 216 de la creación de la bandera, un símbolo nacional que de acuerdo con la alcaldesa está en peligro, pero que aún resulta emblema de la unidad.