Haití abre octava semana consecutiva de protestas antigubernamentales

0
41

Haití abrió la octava semana consecutiva de protestas antigubernamentales, con un toque de queda decretado la víspera por sectores opositores, que pide a la población mantenerse en sus hogares.

Barricadas de neumáticos, cortes de carreteras, ralentización de la transportación colectiva y parálisis de actividades económicas, marcan esta jornada en la capital y otras ciudades del país.

La víspera, André Michel, portavoz de la Alternativa Consensual para la Refundación de Haití, decretó un toque de queda, a partir de las de las 19:00 horas, y anunció el lanzamiento de un ‘asalto democrático’.

‘Es la gente la que tiene el control’, dijo en conferencia de prensa el férreo opositor al Gobierno y anunció que tomarán las instituciones públicas.

Desde hace dos meses Haití vive una radicalización de la crisis sociopolítica, la más profunda desde la caída de la dictadura (1986), aseguran expertos, mientras cientos de miles se manifiestan por un cambio de sistema que permita la redistribución más equitativa de los recursos nacionales.

La pequeña nación caribeña es la segunda más desigual del planeta, solo superada por Sudáfrica. El 20 por ciento más rico de la población haitiana, posee el 64 por ciento de la riqueza, mientras que el 20 por ciento más pobre tiene menos del uno por ciento.

Más allá de las claras reivindicaciones, no se trata solamente de que un gobierno se vaya, sino del relamo a la ciudadanía, y la soberanía, dijo recientemente a Prensa Latina, la intelectual Susy Castor.

Este lunes, una veintena de partidos políticos y organizaciones sociales divulgaron un comunicado que propone el nombramiento de un juez de Casación y un Consejo de Estado que supervise la acción gubernamental, para solucionar la fuerte crisis que atraviesa el país.

También 44 alcaldes piden la firma de un documento conjunto sobre la transición, pues la primera respuesta a la crisis humanitaria en el país es, ante todo, resolver la crisis política, lo que permitirá recuperar el control del territorio, restaurar el orden, la paz y la estabilidad política y económica del país, aseguraron.

‘Todos los actores deben ponerse de acuerdo sin perder tiempo en un único documento que traza el camino de la transición’, subrayaron en una nota de prensa.