Gobierno de Sudáfrica al rescate de estratégicas empresas estatales

0
131

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, anunció hoy que se tomarán todas las medidas para restaurar la salud de empresas estatales de gran capacidad y estratégicas para el país, las cuales enfrenta severas dificultades.

No permitiremos que fracasen, por el contrario tenemos que dar todos los pasos necesarios, incluso drásticos, para que recuperen su salud, afirmó Ramaphosa mediante una comunicación oficial divulgada desde el despacho de la Presidencia.

Nuestro país tiene un conjunto de grandes empresas estatales, que pese a graves dificultades financieras y problemas operativos, cuentan con grandes activos, equipos de personas calificadas y un historial sólido, señaló el mandatario.

Estas compañías tienen el potencial de contribuir al crecimiento de nuestra economía y la creación de empleos, subrayó.

En opinión del Presidente, a pesar de sus grandes deudas, esas empresas públicas ‘siguen siendo valiosos activos estatales con una inmensa capacidad. No permitiremos que ninguna de estas entidades estratégicas falle’, aseveró.

Bajo esos preceptos, Ramaphosa justificó la decisión la semana pasada de impulsar a la aerolínea estatal South African Airways con un rescate que le permita reanudar sus operaciones hasta tanto comience una necesaria reestructuración para que sea viable.

El mandatario se refirió asimismo a la empresa de energía Eskom, que estos días vuelve a imponer cortes eléctricos en el país debido a nuevos problemas, y a la demora de la construcción de la estación generadora de Medupi, que se convertirá en la cuarta mayor del mundo.

El costo de la construcción de Medupi ha crecido dramáticamente desde el inicio de sas labores y aunque ya entraron en funcionamiento unas seis unidades, todavía no opera a toda capacidad, explicó.

Señaló que los problemas de la generadora en edificación tienen que ver mucho con la crisis financiera de Eskom, además de otros factores no menos importantes como corrupción y mala administración de esa gigante entidad estatal, entre otros.

Ramaphosa aseveró que algunos de las dificultades de las empresas estatales están causados por modelos de negocios envejecidos y por esa razón Eskom se encuentra en proceso de establecer tres unidades separadas a cargo de generación, transmisión y distribución.

Esta reestructuración, añadió, permitirá que Eskom enfrente problemas financieros y operacionales, y se convierta en una compañía más eficiente, rentable y sostenible.