Extremismo violento persiste como gran desafío en región del Sahel

0
263

El jefe de la Oficina de Naciones Unidas para África Occidental y el Sahel (Unowas), Mohammed Ibn Chambas, destacó la celebración pacífica de elecciones en esa área, aunque persiste el extremismo violento como gran desafío.

Según dijo en el Consejo de Seguridad, el extremismo violento es el principal responsable de la inestable situación de seguridad en todo el Sahel.

La escalada de violencia e inseguridad ha provocado una crisis humanitaria sin precedentes, lo que deja a un total de 5,1 millones de habitantes de Burkina Faso, Nigeria y Mali muy necesitados, recalcó.

Además, detalló, los grupos escindidos de la organización terrorista Boko Haram continúan amenazando la paz y la estabilidad en la Cuenca del Lago Chad.

En ese sentido, precisó, la Fuerza de Tarea Conjunta Multinacional logró una reducción del 70 por ciento de los suicidas con bombas, en comparación con el año pasado.

De acuerdo con Chambas, se registran algunas avances en lo referido a los procesos de elecciones en África Occidental y el Sahel, y citó la realización de varios comicios exitosos y diálogos políticos.

En los últimos seis meses hubo elecciones presidenciales en Nigeria (23 de febrero), Senegal (24 de febrero) y Mauritania (22 de junio), recordó.

Más allá de los procesos electorales, también se iniciaron diálogos políticos entre el gobierno y la oposición en Burkina Faso y Benin, mientras que en Ghana, los actores políticos comenzaron negociaciones, dijo.

Pero los períodos preelectorales y postelectorales, precisó, aún continúan caracterizándose por tensiones y disputas.

A su juicio, esas tensiones desvían la atención de la necesidad apremiante de abordar cuestiones de desarrollo y desigualdad.