Estudiantes marchan en Argel para exigir salida de toda vieja guardia

0
333

Cientos de estudiantes argelinos de distintos niveles de enseñanza tomaron hoy las calles del centro de esta capital para manifestar su rechazo al recién nombrado gobierno y exigir »la marcha de todo el sistema» en el poder.

Sin abandonar el reclamo inicial de dimisión del presidente Abdelaziz Bouteflika, a pesar de que ayer adelantó que dejará el cargo antes del 28 de abril (cuando expira su mandato), los jóvenes enfocaron su reivindicación en que se convoque una asamblea constituyente para modificar la Constitución.

‘El pueblo quiere una asamblea constituyente’, ‘la lucha hasta la expulsión del régimen’ y ‘venimos a echar a la banda’, fueron de los mensajes menos agresivos gritados contra la jerarquía gobernante y el liderazgo histórico del Frente de Liberación Nacional (FLN), el partido de Bouteflika.

Cubiertos con banderas de Argelia y del pueblo bereber (grupo de etnias predominantes en esta nación maghrebí) o agitándola en brazos, los estudiantes generaron verdadero caos en la circulación vial a su paso por la Plaza Audin y alrededores de la Grande Poste, epicentro de las protestas.

Fatma, una muchacha que estudia segundo de bachillerato, declaró que el nombramiento de un gobierno interino que tomó posesión el lunes, ha generado malestar entre quienes desde hace más de un mes y medio se movilizan a favor de un ‘cambio radical’ que empieza por la salida de Bouteflika.

‘No queremos ni a (el viceministro de la Defensa Nacional, general Ahmed) Gaid Salah, ni a Said (hermano del presidente). Cuando el pueblo reclama cambios, las constituciones pierden su legitimidad’, subrayó repitiendo pronunciamientos de otros líderes estudiantiles.

Bajo la mirada de efectivos policiales antidisturbios, estudiantes, trabajadores y exmilitares que combatieron a grupos terroristas en la década de 1990 convergieron o pasaron escalonadamente por las escaleras de la Grande Poste con mensajes comunes: ‘systeme dégage’ (sistema márchate).

Los excombatientes alzaron una manta en la que se leía ‘el Ejército y el pueblo son hermanos’, mientras otro grupo de manifestantes reiteró el llamado a preservar y defender la soberanía nacional.

Hisham Bouzi posaba para una foto con su móvil mientras sostenía un cartel con la frase: ‘Lo que pasa en nuestra Argelia es un asunto familiar. No a la injerencia extranjera de cualquier manera que sea’, y Mariem otro que en francés e inglés recordaba ‘systeme (gobierno), game over (se acabó)’.

Según adelantaron varios manifestantes, la movilización de este martes es ‘apenas una muestra’ de la que está convocada en varias wilayas (provincias) de Argelia para el viernes, el séptimo desde que el 22 de febrero se rechazó el anuncio -luego anulado- de Bouteflika de presentarse a un quinto mandato.