Escándalo por corrupción en Kenya implica a altos funcionarios

0
107

Un escándalo por corrupción en Kenya implica de manera directa al ministro de Finanzas, Henry Rotich, y a la empresa italiana CMC Di Ravenna, autorizada a construir aquí dos importantes embalses.

Según informó la Fiscalía, existen irregularidades en el proceso de licitación de las obras y en la contratación de la firma extranjera, por lo que emitieron una orden de detención contra el titular del Tesoro y otros altos ejecutivos.

Funcionarios gubernamentales incumplieron todas las reglas de contratación y abusaron del juramento de su cargo para garantizar que el plan constructivo se cumpliera, indicó la fuente.

De acuerdo con el contrato original, el costo de ambos embalses debió ascender a unos 456 millones de dólares, pero la cartera de Finanzas incrementó el monto en casi 170 millones de dólares, reseñó el reporte, que también cuestionó el rendimiento de las inversiones.

Hasta enero de este año, el Gobierno de Kenya pagó alrededor de 197 millones de dólares por adelantado con vistas al periodo de construcción que, hasta la fecha no ha comenzado, explicó el órgano acusador, al argumentar las múltiples sospechas de delito económico.

Otras 27 personas, ubicadas en importantes cargos públicos y privados, también aparecen entre las sujetas a investigación por las presuntas actividades ilícitas asociadas a los dos proyectos hidráulicos.

Los embalses de Kimwarer y Arror fueron presupuestados en 440 millones de euros, pero la cartera de Finanzas destinó finalmente unos 600 millones, precisa la documentación oficial.

El jefe de la investigación y director de la Fiscalía, Noordin Haji, aseguró que ‘todos ellos han quebrantado la ley bajo el disfraz de una transacción comercial legítima’.

‘Colosales cantidades de dinero, agregó, han sido desviadas de manera ilegal e injustificable a través de un plan coreografiado por funcionarios, instituciones y compañías privadas.’