En riesgo de pobreza extrema 80 millones de africanos tras pandemia

0
86

El expresidente de Nigeria Olusegun Obasanjo, y el exprimer ministro etíope Hailemariam Desalegn, coincidieron hoy que la respuesta a la Covid-19 debe centrarse también en la seguridad alimentaria, los agronegocios y el desarrollo rural.

En el sitio digital del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, ambas figuras alertaron que África podría ser la más afectada por las consecuencias económicas del coronavirus SARS-Cov-2 y estimaron que 80 millones de personas podrían ser empujadas a la pobreza extrema por las secuelas de la dolencia en el renglón alimentario.

Asimismo, los coautores advirtieron a los países africanos no descuidar a los pobres que habitan en las zonas rurales.

‘África hasta ahora ha escapado de las peores consecuencias para la salud de la pandemia de Covid-19. Sin embargo, parece que el continente podría ser el más afectado por las consecuencias económicas de la crisis: 80 millones de africanos podrían ser empujados a la pobreza extrema si no se toman medidas’, recalcaron.

Para las dos figuras públicas, las interrupciones causadas por la pandemia en los sistemas alimentarios aumentan la posibilidad de que más africanos caigan en una situación de hambruna. ‘La gente rural, muchos de los cuales trabajan en granjas a pequeña escala, son particularmente vulnerables a los impactos de la crisis. Por lo tanto, es vital que la respuesta a la Covid-19 aborde la seguridad alimentaria y apunte a los pobres de las zonas rurales’. El 65 por ciento del empleo de África y el 75 por ciento de su comercio interno lo aporta la agricultura, sin embargo, el rico potencial agrícola como herramienta para promover la seguridad alimentaria y combatir la pobreza está en riesgo por los efectos de la pandemia.

Además, el texto precisa que ‘El efecto de las medidas restrictivas en el comercio de alimentos es especialmente preocupante, en particular para los países importadores de alimentos, pero también debido a la disminución de los mercados de exportación para los agricultores del continente’.

‘Los gobiernos africanos han definido medidas de estímulo para mitigar los impactos económicos nacionales y regionales de la Covid-19. Mientras lo hacen, deben recordar que las inversiones en agricultura pueden reducir hasta cinco veces más la pobreza que las inversiones en otros sectores, subrayaron Olusegun Obasanjo y Hailemariam Desalegn.