El expresidente chadiano Habré sale temporalmente de prisión en Senegal por las medidas frente al Covid-19

0
250

El expresidente de Chad Hissène Habré, que cumple condena en Senegal por crímenes de guerra en su país, ha abandonado de forma temporal la prisión en la que está encarcelado en el marco de las medidas que el Gobierno senegalés está adoptando para frenar la propagación del coronavirus.

La Dirección de Administración Penitenciaria (DAP) anunció a última hora del lunes, según la agencia senegalesa APS, que Habré saldrá de prisión durante 60 días y aclaró que no se trata de «una liberación sino de una salida bajo escolta penitenciaria».

El organismo penitenciario aclaró que había «acogido favorablemente la solicitud de salida formulada por Habré» en el marco de las medidas que se están adoptando para reducir la vulnerabilidad de la población carcelaria frente al coronavirus.

Habré, de 79 años y que fue derrocado en un golpe de Estado por el actual presidente, Idriss Déby, en 1990, fue condenado a cadena perpetua en apelación en 2017 tras ser juzgado en Dakar por las Cámaras Africanas Extraordinarias (CAE), un tribunal especial creado en virtud de un acuerdo entre Senegal y la Unión Africana.

El antiguo dirigente fue declarado culpable de crímenes de guerra y contra la Humanidad mientras estuvo al frente de Chad entre 1982 y 1990. Según informan los medios chadianos, Habré abandonó a última hora del lunes la prisión de Cap Manuel, en Dakar, en la que permanecía recluído.

Los grupos de defensa de los Derechos Humanos estiman que Habré es responsable de las muertes de unas 40.000 personas durante su mandato, mientras que otras 200.000 fueron torturadas por su régimen. Su caso fue el primer juicio contra un antiguo jefe de Estado en el África Subsahariana. Tras vivir exiliado en Dakar después de ser derrocado, finalmente fue detenido en julio de 2013.