Egipto por inscribir octavo sitio en la lista del patrimonio mundial

0
109

Los monasterios de Wadi El Natrun, en el paisaje egipcio desde el siglo IV, podrían convertirse en la octava maravilla del país norafricano incluida en la Lista del Patrimonio Mundial con el fin de subrayar su conservación hasta hoy.

La desolada región devino refugio para numerosos cristianos los cuales huían de la persecución romana por esa época así como para monjes y miles de devotos, quienes prefirieron el aislamiento y las privaciones impuestas por el desierto para desarrollar la autodisciplina.

Un grupo de expertos fundamentó la propuesta dirigida a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), con la esperanza de que los cuatro monasterios sobrevivientes al paso del tiempo sean distinguidos por su historia y valores arquitectónicos, precisó Egypt Today.

Wadi El Natrun era importante para los hombres y mujeres del Antiguo Egipto pues les proporcionaba el carbonato sódico necesario en el proceso de momificación, debido a que dicha área fue desde períodos remotos muy rica en sales.

Según apuntes históricos decenas de monasterios fueron edificados en la zona, los cuales en su mayoría perduraron hasta comienzos de la conquista musulmana, posteriormente muchos terminaron abandonados o destruidos.

En el siglo V había alrededor de 60 construcciones de ese tipo dentro del valle de Wadi El Natrun.

Los cuatro que perviven están reconocidos entre los más vetustos del mundo, el más famoso de ellos es el de San Macario el Grande, afirman conocedores.

El sitio desértico al norte del Cairo resulta célebre también por atesorar numerosos fósiles de animales prehistóricos.

Los alrededores de Wadi El Natrun han sido identificados como el paraje probable donde se estrelló el avión del francés Antoine de Saint-Exupéry el 30 de diciembre de 1935.

Después de sobrevivir milagrosamente al accidente fue rescatado junto a su mecánico por un nómada.

Abu Mena -antigua ciudad cristiana de Alejandría- fue distinguida como patrimonio de la humanidad, además de Tebas y Memphis con sus necrópolis -ambas urbes famosas desde la época faraónica-, los monumentos nubios de Abu Simbel, El Cairo histórico, Santa Catalina (en el sur del Sinaí), así como el valle de las ballenas.