Egipto muy próximo a develar misterio de Tutankamón, afirma experto

0
61

Por Adalys Pilar Mireles

Pese a la lejana muerte del más conocido de los faraones, Tutankamón cautiva a egiptólogos y otros amantes de esa civilización, que trascendió por sus aportes, prácticas funerarias y la majestuosidad de sus construcciones.

Perteneciente a la dinastía XVIII, la cual reinó de 1336 a.C a 1327 a.C, es considerado una figura notable en la restauración y armonización del Egipto posterior al período Amarna, en el plano religioso marcado por reformas únicas como el abandono del politeísmo tradicional.

El faraón niño, como también es llamado, asumió el poder a los 10 años y gobernó hasta su prematuro fallecimiento una década después, inexplicablemente su tumba pasó desapercibida hasta 1922 cuando fue descubierta por el arqueólogo británico Howard Carter.

Tal vez por el invaluable tesoro descubierto entonces ?parcialmente exhibido- y la leyenda sobre una supuesta maldición, Tutankamón sigue fascinando a muchos, en tanto para los científicos su vida y deceso constituyen un desafiante acertijo.

Tras minuciosas y prolongadas pesquisas expertos están a punto de desentrañar algunos de los secretos que rodean al rey, cuya máscara dorada deslumbra.

Si todo acontece como esperamos, en febrero próximo podremos dar a conocer al mundo los resultados de la investigación encaminada a determinar las causas de su muerte, declaró a Prensa Latina el investigador Ali Abu Dshish, quien trabaja bajo las órdenes del prestigioso arqueólogo Zahi Hawass.

Malaria, un traumatismo masivo, son algunas de las hipótesis que giran en torno a su desenlace.

Las últimas averiguaciones sustentadas en estudios con rayos x y análisis de ADN, arrojarán luz sobre incógnitas de siglos, dijo.

Tales conclusiones develarían el enigma de uno de los símbolos de la cultura egipcia, que llegó hasta la actualidad a través de decorados sarcófagos, estatuas, jeroglíficos y pirámides, sin olvidar a las momias.

El 4 de noviembre de 2022 se cumplirán 100 años del hallazgo de su sepulcro en la necrópolis del Valle de los Reyes, situada en el otrora emplazamiento de la ciudad de Tebas.