Destacan en Etiopía postura de Sudán respecto a proyecto GERD

0
73

La posición de Sudán respecto a la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés) es recibida con beneplácito aquí, según los reportes de medios de prensa publicados hoy.

De acuerdo con una reseña de Fana Broadcasting Corporate, la postura sudanesa está basada en el derecho de los estados a utilizar de manera razonable y justa sus recursos naturales sin dañar a otros.

Así destaca las declaraciones del ministro de Riego y Recursos Hídricos de esa nación, Yasser Abbas, en una conferencia de prensa realizada en Jartum, capital sudanesa, tras la séptima jornada de las negociaciones trilaterales reanudadas el pasado 9 de junio.

Por su parte, Walta TV resaltó que Sudán apoya el establecimiento de la presa, considerando el derecho de Etiopía al desarrollo y la generación de electricidad, en consonancia con las normas del derecho internacional, al referirse a la comparecencia de Abbas.

Los medios etíopes señalan, además, que ese país de África del Norte valora como positivo el reinicio de las conversaciones, las cuales transcurrieron en medio de un contexto dominado por una atmósfera positiva y fraterna.

Asimismo, subrayan su optimismo respecto a la posibilidad de lograr un acuerdo satisfactorio para todas las partes, a pesar de la complejidad de algunas de las cuestiones tratadas.

Una iniciativa de Sudán propició el reinicio de las conversaciones acerca de la explotación de la GERD entre ese país, Etiopía y Egipto, tras fracasar las realizadas en Washington, Estados Unidos, a principios de año.

El proceso, reanudado bajo la observación de la Unión Africana, Estados Unidos y la Unión Europea, recesó debido a la solicitud sudanesa de consultar sus próximos pasos con las autoridades políticas del país, y no trascendió cuándo continuará.

Las tres naciones intentan rubricar un convenio antes del venidero mes de julio, cuando comenzará el llenado del embalse, según proyecciones del gobierno etíope, pero las diferencias, principalmente entre El Cairo y Addis Abeba, lo han impedido hasta ahora.

Para Egipto, la GERD socavará su derecho histórico sobre el Nilo y limitará el acceso a esa fuente fluvial, y para Etiopía es el derecho a emplear recursos propios para garantizarles servicio eléctrico y abasto de agua a más de 50 millones de personas.