Desempleo y economía, temas cruciales de debate en Sudáfrica

0
62

Las altas tasas de desempleo, el lento crecimiento de la economía y la necesidad de enfrentar los desafíos estructurales que afectan el avance de Sudáfrica ocuparon la atención de una reciente reunión del Gabinete, informaron hoy fuentes oficiales.

Una versión de las sesiones del Consejo de Ministros celebrada esta semana en Pretoria indica la preocupación compartida por los índices de desocupación en el segundo trimestre de 2019, que llegaron al 29 por ciento de la fuerza laboral, 1,4 por ciento más que en el período de enero a marzo.

El tema de desempleo, que fue el centro de una cumbre organizada por el gobierno en octubre pasado con la intención de impulsar la creación de puestos de trabajo, será un asunto de constante seguimiento con todas las partes involucradas, que incluye además del sector público a sindicatos, empresariado y organizaciones de la sociedad civil.

El compromiso, señala la declaración, comprende programas claves para crear empleos, mecanismos para desbloquear las barreras que impiden su implementación y acuerdos para la retención de puestos de trabajo y, de ese modo, prevenir que se pierdan más ocupaciones.

De abril a junio en Sudáfrica se perdieron 455 mil trabajos, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Según las fuentes, otros temas tratados por el Gabinete estuvieron vinculados a los recientes ataques contra policías en Johannesburgo y las protestas en la municipalidad capitalina de Tshwane, que incluyó destrucción de propiedades.

En cuanto a las agresiones contra agentes del orden, los ministros condenaron fuertemente esos actos y advirtieron que acciones de ese tipo no serán toleradas y los responsables serán perseguidos ‘sin temores ni favores’.

Cualquier ataque contra nuestras agencias del orden constituyen una agresión al Estado y su soberanía y los agresores serán castigados, agrega la nota.

En cuanto a las protestas la semana pasada en Tshwane, en el centro de Pretoria, el Consejo de Ministros saludó el fin de las acciones de reclamo de incremento salarial de trabajadores municipales, aunque lamentó que choferes de ómnibus y camiones bloquearan importantes avenidas y algunos realizaran actos vandálicos contra la infraestructura y amenazaran al público.

El Gabinete expresó su preocupación por el creciente número de incidentes de destrucción de bienes públicos durante protestas y huelgas en el país y recordó que el derecho a esas manifestaciones está protegido por la Constitución, ‘pero existen formas pacíficas para expresas descontento sin destruir servicios y propiedades’.